Image credit:

Shut up and take my money: un Macintosh hecho de LEGO y Raspberry Pi

El proyecto de un programador nos hace soñar.
Share
Tweet
Share
Save

Pon en una coctelera un montón de piezas de LEGO, Raspberry Pi y una pantalla de tinta electrónica ¿Qué puede salir mal? Efectivamente: nada. Y de hecho, el producto de esta atípica mezcla puede convertirse en todo un objeto de deseo de no ser que se trata de un prototipo hecho por un programador en su tiempo libre y no encontrarás manera de comprarlo. Nos queda la admiración de un producto codiciado por los más geeks y el reconocimiento del talento de este programador.

Jannis Hermanns decidió revivir el Macintosh Classic y pensó que sería una genial idea hacerlo con piezas de LEGO, y la idea le surgió cuando montaba un edificio con el mítico juego junto con su hijo. ¿Por qué no hacer un Macintosh? Y ya puestos... ¿por qué no hacerlo lo más real posible? Dicho y hecho. Lo primero que encargó fue una pantalla e-ink de 2,7 pulgadas en un proceso que explica con todo lujo de detalles en su blog. Lo siguiente, y no menos difícil, construir el chasis empleando las piezas LEGO y el editor gratuito 3D LEGO Digital Designer con el objeto de hacer una réplica a escala del ordenador.

La siguiente etapa no era menos complicada: conectar la pantalla de tinta electrónica a un procesador que le diera vida, y claro, el elegido fue el Raspberry Pi. Tras horas de cableado, unas cuantas soldaduras y una dosis interminable de paciencia, Hermanns junto con su hijo logró que la pantalla -ya embutida en el LEGO-Macintosh- se encendiera, y no solo eso, consiguió que se conectara a la red WiFi de la casa y proyectara la meteorología del momento. Impresionante ¿verdad?

From around the web

ear iconeye icontext filevr