Image credit:

La New Nintendo 2DS XL es la 2DS que siempre tuvo que ser

Lo mejor de la 3DS y sin el 3D.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Tras la presentación de la nueva New Nintendo 2DS XL, hoy hemos tenido la oportunidad de probarla para contarte qué tiene de especial este nuevo modelo de portátil de Nintendo. Lo primero que probablemente te estés preguntando es porqué la necesidad de lanzar una nueva portátil cuando ya existen dos modelos en el mercado y se ha lanzado recientemente la camaleónica Switch. Pues bien, según Nintendo, había un hueco que rellenar, y para ello han creado un producto con otra franja de precio que consiga los que andaban buscando.

Gallery: New 2DS XL - Toma de contacto | 28 Photos

La 2DS original sorprendió por su factor de forma, unas líneas que estaban limitadas por el uso de una única pantalla. Un truco muy llamativo que consiguió ahorrar bastantes costes en la consola (es más barato utilizar una pantalla más grande que dos más pequeñas), consiguiendo colocarla en los actuales 90 euros con los que aparece en las tiendas.


La New 3DS XL sin embargo, optó por un procesador más potente, pantallas más grandes y un sensor de luz que permite ajustar el brillo de la pantalla automáticamente. ¿El resultado? Una consola portátil de 199 euros. Nintendo está contentísima con los resultados de ventas, y habla de una increíble salud en el mercado de los portátiles. Estas buenas vibraciones han llevado a la marca a lanzar este tercer modelo, que como te comentaremos a continuación, guarda bastante parecido con la 3DS, aunque sorprende con un llamativo precio de 149 euros.


Y es que la New 2DS XL dispone de las mismas pantallas, mismas cámaras y mismo procesador de la 3DS, por lo que disfrutaremos exactamente del mismo rendimiento que el modelo superior. Lo único que perderemos obviamente es la función 3D, algo que a nivel personal nunca me ha atraído (siempre lo he llevado apagado), y que el lanzamiento de esta 2DS acabará desvelando si verdaderamente la función estereoscópica tiene tirón comercial.

Además del efecto de las tres dimensiones, la New 2DS XL no cuenta tampoco con ajuste de brillo automático, siendo la última diferencia existente con el otro modelo. Teniendo en cuenta que comparten el mismo hardware, no debería de sorprenderte demasiado el saber que los juegos para 3DS funcionarán en este nuevo modelo, algo que no ocurría con la 2DS original. Disfrutaremos también la palanca C, botones ZL y ZR y dos pantallas de 4,88 y 4,18 pulgadas. Volvemos a encontrarnos con pantallas de resolución muy justa, peor más que suficientes para el público al que va dirigido la consola (aunque Nintendo reconoce que se sorprendió bastante con la acogida de la 2DS por parte del público adulto).


Algo donde sí destaca es en el peso, ya que con 250 gramos es notablemente más ligera que los 340 gramos de la 3DS XL, además de incluir una tapa manipulable donde esconder la ranura para los cartuchos y las tarjetas microsD (hasta 32 GB). En la 3DS había que hacer uso de un destornillador para acceder a la microSD, y en esta ocasión sólo tendremos que desplegar una pestaña. El stylus sin embargo me ha dejado un sabor de boca amargo. Es extremadamente pequeño, siendo bastante más corto que el de la 3DS, y me he sentido bastante incómodo usándolo. Una vez más, los más pequeños no tendrás demasiados problemas en este aspecto, pero las manos grandes podrían tener problemas para escribir en la pantalla.



Los colores elegidos con bastante llamativos, y está claro que buscan un público infantil que además no tenga que preocuparse por el cuidado de la consola, ya que la carcasa incluye una textura que se siente bastante resistente a arañazos. Por 150 euros se nos antoja un regalo bastante acertado para todo tipo de edades, ya que el lanzamiento estará acompañado de títulos que gustarán a todo tipo de públicos, con Hey! PIKMIN, Miitopia y Brain Training Infernal del Dr. Kawashima: ¿Eres capaz de mantener la concentración?



Nuestras primeras impresiones con la consola nos dejan buenas sensaciones, aunque sentimos el lanzamiento como una jugada un tanto extraña por parte de Nintendo. Si ya dispones de una 3DS XL, adquirir esta 2DS no tendría demasiado sentido a menos que la quieras coleccionar, aunque en el caso de disponer de una 2DS, la New 2DS XL sí supone un salto importante de prestaciones, algo que además nos permitiría jugar a los títulos exclusivos de 3DS. Rebajar el precio de la 3DS podría haber tenido el mismo sentido que lanzar esta 2DS, aunque probablemente el impacto en el mercado no hubiera sido el mismo, así que esa es posiblemente la razón por la que Nintendo se saca de la manga este modelo. Y es que al final, además de vender juegos, también habrá que vender consolas.

From around the web

ear iconeye icontext filevr