Image credit:

Adiós, Pepe: el creador de la rana Pepe mata a su personaje

Esta figura animada se había convertido en símbolo de la supremacía blanca en EEUU.
Drita, @drita
05.08.17
Share
Tweet
Share
Save

US-POLITICS-UNIVERSITY-BERKELEY

Seguro que la cara que ilustra este artículo, aunque chocante de primeras, te resulta familiar. Se trata de la rana Pepe (Pepe the frog, en inglés), un popular personaje animado en EEUU que en los últimos tiempos había cobrado una especial relevancia por los numerosos memes que se creaban con él como protagonista. El problema de estos montajes, sin embargo, es que había tomado una cariz cuanto menos incómoda y es que la rana Pepe se había terminado convirtiendo en una herramienta política y símbolo de los supremacistas blancos en el país, hasta tal punto que el año pasado fue declarado "símbolo de odio" en los Estados Unidos por la Liga Anti-difamación (ADL en sus siglas en inglés) -una organización judía que intenta evitar manifestaciones antisemitas.

No era la idea original de la Rana Pepe. Su creador, Matt Furie, un artista y autor de libros para niños, ideó esta rana en 2005 como parte de una serie llamada 'Boy's Club'. El personaje con el tiempo se hizo popular en internet, donde solía emplearse en mensajes enviados a través de MySpace, recogen en BuzzFeed. Fue sin embargo su paso al polémico y gigantesco foro '4chan' cuando la figura comenzó a tener un perfil más agresivo, empezándose a emplear como símbolo de mensajes y contenidos relacionados con el movimiento de supremacía blanca.

Furie intentó salvar a su personaje e incluso denunció el uso de la rana como símbolo de odio. Se comenzó una campaña llamada "Salvar a la rana Pepe" pero tampoco sirvió de nada -el año pasado sin ir más lejos llegó a ser especialmente utilizado en las campañas de Donald Trump, actual presidente de EEUU. El artista también llegó a publicar un artículo en la revista Time en la que describía toda esta historia como una "pesadilla".

Finalmente se ha tomado la decisión más drástica: matar al personaje en sus historietas. Probablemente esto sirva de poco de primeras -es un dibujo, cualquiera podría seguir reproduciéndolo en la red-, pero al menos supone una desvinculación simbólica por parte de su resignado creador y la clara manifestación de que el personaje, al menos para muchos, ya está muerto. Y con suerte, en un futuro, olvidado.

From around the web

ear iconeye icontext filevr