Image credit:

Prisión suspendida para un youtuber por jugar a Pokémon Go en una iglesia

Ruslan Sokolovsky ha sido acusado de un delito de incitación al odio religioso.
Drita, @drita
05.11.17
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Un juicio ruso ha declarado al youtuber Ruslan Sokolovsky culpable por un delito de incitación al odio por la publicación de videos antireligiosos. Así lo consideran tras ver cómo Ruslan, de 22 años, se grabó jugando a 'Pokémon GO' en una iglesia, para luego subirlo a su cuenta de YouTube. El chico se enfrentaba a hasta 5 años encerrado por ofender sensibilidades religiosas, pero finalmente le han condenado a 3 años y medio de prisión suspendida -lo que significa a grandes rasgos que, si cumple con una serie de condiciones establecidas, no tendrá que pisar la cárcel.

Aunque Ruslan cuenta con una docena de vídeos de temática antirreligiosa, según se apunta, el más destacado y polémico sin duda es en el que aparece jugando dentro del templo religioso. La grabación tuvo lugar en agosto del 2016, cuando el chico se filmó mientras cazaba pokémons en la Iglesia sobre la Sangre de Ekaterimburgo (en Urales, Rusia). Semejante grabación tenía además un trasfondo de protesta: era una respuesta del joven a las nuevas y duras sanciones impuestas por el gobierno para las personas que son juzgadas por insultar a propósito los sentimientos de los creyentes en lugares de culto religioso.

"¿Quien puede ser ofendido porque caminar por una iglesia con un smartphone?", pregunta desafiante el youtuber al comienzo de su vídeo. "¿Por qué co****es te encerrarían por eso?", continúa. Solo unas semanas después de publicar el vídeo en YouTube, la policía se presentó en casa de Ruslan -accedieron usando las llaves de su casero- y detuvo al chico. El youtuber ha estado bajo arresto domiciliario hasta ahora el comienzo del juicio.

En Rusia ya se vivió un caso bastante polémico y conocido con la banda punk Pussy Riot. En esa ocasión, las tres integrantes del grupo fueron condenadas por el artículo 282 del código penal de Rusia, el mismo que se habría aplicado para ña sentencia de Ruslan.

La organización que vela por los derechos humanos Amnistía Internacional ha hecho presión para que Ruslan Sokolovsky sea liberado, argumentando que el castigo y la ley aplicados suponen una restricción a la libertad de expresión.

From around the web

ear iconeye icontext filevr