Image credit:

Probamos la cámara del Sony Xperia XZ Premium: ¿ha conseguido finalmente impresionarnos?

Esto empieza a tener buena pinta.
Drita, @drita
05.12.17
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Quizás no te acuerdes pero en el MWC 2017, Sony Mobile nos presentó su nuevo y todopoderoso Xperia XZ Premium. Desde entonces no hemos vuelto a saber nada sobre "el smartphone favorito de la feria", sin embargo, aquí estamos nosotros para intentar refrescarte un poco la memoria y de paso contarte algunos detalles acerca del terminal de la casa, gracias a una toma de contacto exprés que Sony me facilitó hace unos días. Con ello ahora puedo mostrarte algunos buenos ejemplos de su cámara, a esperas de que el equipo llegue finalmente a las tiendas -que ya va siendo hora, vaya. ¿Quieres saber más? Pues continúa leyendo.

Gallery: Sony Xperia XZ Premium: toma de contacto | 14 Photos

Sin duda el plato fuerte del Xperia XZ Premium es su cámara. De diseño continuista (muy bien construido, para no perder la costumbre) y especificaciones potentes, Sony necesitaba sobre todo apretar las tuercas de su sistema fotográfico. Y es que de poco sirve ser el número uno a la hora de fabricar y distribuir sensores móviles si luego no sabes aprovecharlo bien en el teléfono de tu propio catálogo.

Ante semejante planteamiento entenderás que nuestra atención aquí vaya a centrarse prácticamente en este aspecto -que de todas formas exprimiremos al 100% en un posterior análisis-, del que sin duda podemos destacar en un primer lugar los espléndidos 920 fotogramas por segundos que nos ofrece la cámara. Se trata sin duda del plato fuerte del sistema y en el que Sony más empeño está poniendo en mostrar y hacernos conocer. No es para menos. La inmensa mayoría de los teléfonos móviles disponibles en el mercado son capaces de grabar a 240 fps, sin embargo, este Xperia lo hace a 920 fps. ¿Cómo demonios lo hace?

El truco está en su nuevo y potente sensor de tres capas en el que se incluye una memoria DRAM dedicada. Como puedes ver en la imagen superior, el teléfono cuenta con un sensor de imagen compuesto por tres capaz niveles: una zona superior de captura de píxeles, toda la circutería en la zona inferior y un módulo DRAM en el medio, que sería el elemento diferenciador frente a otros sensores convencionales. Esta DRAM actúa como buffer, ayudando al procesador de imagen a manejar semejante cantidad de información para ofrecernos, sin atragantarse ni despeinarse, las increíbles imágenes a cámara lenta que captura el XZ Premium.

Usar el Super Slow Motion es muy fácil, aunque al principio su interfaz peca de no ser 100% intuitiva por lo que necesitarás familiarizarte con ella. En primer lugar tendrás que estar en modo grabación de cámara, lo que hará que ahora sobre el habitual botón de comenzar a grabar aparezca otro pequeño nuevo. Es el encargado de activar el modo a cámara lenta, tras lo cual podrás empezar a grabar vídeo pulsando el habitual botón de grabación. Cuando quieras tomar una escena concreta a 920 fps, tendrás que presionar el botón una segunda vez, tomando entonces solo 2 segundos de vídeo en slow motion (0,182 para ser exactos) que luego se transformarán en 6 cuando tú los veas. La cámara seguirá grabando hasta que no pulses el botón de pausa. En cuanto al archivo de vídeo puede ser tan largo como quieras, pudiendo intercalar varias escenas a cámara lenta si así lo deseas.

Lo mejor después de tanta explicación técnica es que veas cómo funciona en la vida real, así que te dejo por aquí unos cuantos ejemplos para que te hagas una idea de la escenas simpáticas que puedes llegar a capturar.

No solo del Super Slow Motion vive la cámara del Xperia XZ Premium. Otra de sus funciones especiales es la Captura Predictiva, gracias a la cual puedes tomar una foto a una escena con la tranquilidad de que, si algo pasa (alguien salta, algo se cae... en definitiva, hay un movimiento inesperado), el sistema fotográfico lo detectará y tomará hasta 4 tomas seguidas, para que luego elijas la mejor. Ya en el MWC 2017 estuve probando esta función con muy buenos resultados, sin embargo, esta vez tengo sentimientos encontrados.

En las pruebas que pude hacer hay veces en las que el sistema de predicción ha funcionado perfectamente, pero otras en las que no hubo forma de que se activase -la captura es automática, claro, es la cámara la que debe saber cuando algo paso en la escena. En Sony me explicaron que podía deberse a que el software que corría en mi teléfono no estaba en su fase final, de forma que mantendré esta impresión de "inconsistencia" en cuarentena hasta que pueda probar una unidad final.

Lo que sí puedo mostrarte muy brevemente es cómo funciona, para que te hagas una idea de cómo luce en una de las demostraciones que sí salieron "bien" con la Captura Predictiva.

Por mucha floritura que añada la nueva cámara del Xperia XZ Premium, no hay que olvidar que una cámara está para hacer -obviedad al ataque- foto. Es por eso que no quería concluir este acercamiento al teléfono del terminal sin dejarte por aquí algunas tomas realizadas con el equipo a su máxima resolución y de paso unas primeras comparativas con uno de los teléfonos estrella a la hora de hablar de hacer fotos con un teléfono: el iPhone 7 Plus.

Tengo la sensación que el iPhone controla mejor la exposición cuando hay que enfrentarse a escenas con mucha luz, sin embargo, el teléfono de Sony nos arroja una viveza de color a la que el terminal de Apple no llega. El contraste también es mejor en el equipo japonés, incluso me atrevería a decir que existe un mejor nivel de detalle aunque por contra encontrarás más ruido del que podrás apreciar en las imágenes del teléfono manzanero.

Gratamente sorprendida estoy con esta toma en un pasillo casi sin luz. El Xperia XZ Premium consigue capturar más luz y ofrecer un mejor rendimiento de color a pesar de la escasez de luminosidad frente al iPhone 7 Plus.

Aquí unas cuentas fotos más tomadas con el Xperia XZ Premium.

Haz clic aquí para verla a tamaño completo

Haz clic aquí para verla a tamaño completo

Haz clic aquí para verla a tamaño completo


A falta de un análisis completo, se aprecian muy buenas intenciones en este terminal de Xperia XZ Premium. Debo reconocer que fui la primera reacia a creerme eso de que "esta vez sí" iban a cambiar las cosas con su cámara, pero, visto lo visto, el nuevo sensor de Sony rinde mucho mejor de lo esperado. Esto explica que la casa haya preferido guardarse sus cartas en esta ocasión y, a diferencia de otras veces, vaya a quedarse con la exclusividad de su sistema fotográfico, al menos durante una buena temporada.

Es cierto que se echa de menos la apuesta por el doble sensor para ofrecernos así opciones que podemos encontrar en otros smartphones -como usuaria de iPhone 7 Plus que soy habitualmente, el Modo Retrato es algo que extraño mucho en otros equipos-, pero Sony parece querer compensarlo a base de músculo, potenciando su única cámara con otras prestaciones, como el divertido Super Slow Motion, que también le ayuden a diferenciarse. Tendremos que pasar unos largos días con él para emitir un veredicto final, pero sí, parece que al final lo que veo empieza a impresionarme. Ya era hora.

From around the web

ear iconeye icontext filevr