Image credit:

Con LiquiGlide el bote de Ketchup no volverá a dejar restos en el fondo

Un nuevo material está punto de llegar a las tiendas.
Share
Tweet
Share
Save

Hay avances tecnológicos que no se aprecian. Puede que sepas identificar el procesador más rápido en un teléfono, apreciar la resolución de una pantalla 4K y disfrutar de una buena conexión inalámbrica en casa gracias a tu nuevo router pero, crees que no hay tecnología detrás de esas tareas cotidianas que haces día tras días. Pues espérate a ver el próximo invento que está a punto de llegar a las tiendas.

Lo que comenzó siendo en 2012 un proyecto de un profesor del MIT con sus estudiantes se ha convertido hoy en un producto 100% comercial que muchos fabricantes de la industria alimentaria podrán adquirir desde ya mismo. Se llama LiquiGlide, y es un revestimiento que cubrirá el interior de recipientes con sustancias fluidas para que estas puedan deslizarse por el material sin dejar restos por el camino. Para que lo entiendas mejor: no tendrás que golpear el bote de ketchup nunca más.


Tal y como puedes ver en la imagen, la cobertura de LiquiGlide se encarga de deslizar la sustancia viscosa según movamos el recipiente, por lo que no habrá contenido que se resista salir nunca más. La tecnología puede implantarse en recipientes y envases de condimentos, lociones, pasta de dientes, champú, adhesivos, y todo tipo de sustancias líquidas y viscosas.

From around the web

ear iconeye icontext filevr