Image credit:

En China han encontrado la solución al uso de móviles en el colegio: a martillazos

Un remedio excesivamente contundente.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Está claro que el empleo de móviles en el colegio supone un problema para todos; los alumnos se despistan y se interrumpen las clases, y al final, no se aprovecha debidamente el tiempo redundando en una peor educación. En la mayoría de los países este uso se sanciona retirando el móvil hasta el final de la jornada o mediante una amonestación al alumno díscolo; sin embargo, vimos que en Singapur el asunto estaba tomando un cariz mucho más serio, pero nada comparado con la solución al problema que han encontrado en China.

Una escuela ubicada en la localidad de Guiyang (sudeste del país) ha decidido terminar de una vez por todas con el problema y con un método muy expeditivo: a martillazo limpio. Sí, al pobre alumno al que le pillen con un móvil será víctima de un escarnio público en el que su queridísimo smartphone será sometido a una serie de torturas que empiezan con una inmersión en agua, para luego asegurarse que no funcionará más destruyéndolo por completo a martillazos.

En el vídeo, que se ha hecho rápidamente viral en Weibo, se puede apreciar a un profesor martillo en mano atizar golpes con saña al terminal ante un numeroso grupo de alumnos que contemplan estupefactos la escena. Fuentes de la escuela sostienen que los padres parecen estar de acuerdo con la medida y que para evitar un final así, los alumnos deberán entregar sus móviles a los profesores antes de entrar en clase.

From around the web

ear iconeye icontext filevr