Image credit:

Científicos crean una flor azul completamente antinatural

O cómo jugar a ser Dios.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Las flores azules son realmente extrañas de encontrar, y la razón no es otra que las que se encuentran son el resultado mutaciones realizadas por simple capricho humano, donde se modifican los niveles de acidez en lugar de encontrar pigmento azul. Esto hace que conseguir una flor azul genéticamente sea realmente complicado, ya que no se trata de realizar un simple ajuste para obtener un campo poblado de tonos antinaturales. Sin embargo, los científicos han logrado algo.

Han producido el primer crisantemo verdaderamente azul (como el de la foto de arriba), utilizando genes de flores originalmente azules, el guisante de mariposa y la campana de Canterbury. Las modificaciones cambiaron el nivel de acidez de la planta, haciendo que los pigmentos que normalmente eran rojizos se convirtieran en el azul de la imagen.

El trabajo es tan genérico, que es muy posible que se pueda aplicar a otras plantas con flores, de forma que se podrían conseguir rosas azules. ¿Te imaginas? Pero la cosa no se quedaría ahí. Las investigaciones servirían para aplicarlas en más campos, pudiendo por ejemplo conseguir plumas azules. Pero lejos de lo estético, la posibilidad de conseguir flores azules impactaría directamente de manera favorable en el ecosistema, ya que los insectos polinizadores prefieren el azul, lo que permitiría mejorar la vida vegetal en zonas donde lo tienen más difícil.

Eso sí, los cambios no se aplicarán tan a la ligera, ya que en Estados Unidos por ejemplo se necesita un permiso para poder vender cualquier tipo de organismo modificado genéticamente, algo a lo que habría que añadir una supuesta preocupación sobre cómo afectaría esta nueva especie en el ecosistema.

From around the web

ear iconeye icontext filevr