Image credit:

Así es Fitbit Ionic: un debut sorprendentemente bueno en el mundo smartwatch

Conócelo de cerca con todo lujo de detalles.
Drita, @drita
08.28.17
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Era cuestión de tiempo y finalmente Fitbit se ha lanzado: la firma ha presentado su primer reloj inteligente, Ionic. No debes confundirte. Hasta ahora la casa nos había deleitado con un variado catálogo de monitores de actividad, pulseras con o sin pantalla que se encargan de medir nuestro movimiento día a día (con mayor o menos detalle, según modelo), pero que no van más allá de eso. Ahora la casa se lanza de cabeza al segmento smartwatch, presentando un producto interesante con pantalla a color y sistema operativo propio.

El momento no podría ser más apropiado: a nivel sentimental, este 2017 Fitbit cumple nada menos que diez años (se dice pronto); a nivel práctico, las ventas de la empresa llevan un tiempo cayendo, por no hablar de la demanda a la que se enfrenta por el empleo del feedback háptico en sus equipos. Era ahora o nunca para salir a flote y la firma pretende que Ionic sea su salvavidas.

Gallery: Fitbit Ionic, un vistazo de cerca | 16 Photos

Fitbit Iconic: características

Fitbit ha elevado además a Ionic a lo más alto de su rango como dispositivo insignia, y, claro está, eso conllevaba poner toda la carne en el asador a la hora de configurar su ficha técnica. Además de una colorida pantalla brillante, te encontrarás con un reloj que actúa como monitor de frecuencia cardíaca, apuesta por un nuevo sensor de oxígeno de sangre (SpO2) y que no se olvida del GPS, la resistencia al agua (es capaz de contar las vueltas que das en la piscina) o el NFC. Este último módulo trae además bajo el brazo el servicio Fitbit Pay, que será aceptado en cualquier lugar donde se soporten los pagos sin contacto Mastercard, Visa y Amex.

fitbit ionic

Nuestra compañera de Engadget en inglés, Cherlynn Low, tuvo la oportunidad de probarlo en una tienda pop-up de la compañía y dice funcionar de manera fácil y correcta. Para pagar solo hay que mantener presionado el botón izquierdo hasta que aparezca la imagen de la tarjeta y luego girar la cara del reloj hacia el terminal de pago. Configurar una tarjeta en el reloj es ya "otra historia": tienes que instalar y abrir la app de Fitbit en tu teléfono, encontrar la aplicación de Wallet y luego meter manualmente tu número de tarjeta, tu nombre y tu dirección -Cherlynn opina que sería mucho más cómodo si Fitbit agregara la opción de usar su cámara para escanear los detalles de la tarjeta.

Fitbit Ionic

En cuanto al mencionado sensor SpO2, el sistema óptico utiliza una combinación de LEDs y una cámara para detectar el oxígeno en la sangre y calcular así el nivel. Fitbit que con ello se puede detectar y medir la apnea del sueño, aunque se trata de una función que se implementará más tarde. Hablando de caer en los brazos de Morfeo, Ionic también monitoriza tu sueño de igual forma que lo hacen sus hermanos Alta HR o Charge 2.. El reloj es capaz de controlar el pulso y tu movimiento para ver en qué etapa del sueño te encuentras en cada momento de la noche.

A nivel de diseño también hay aspectos a tener en cuenta. Ionic está ideado para que se adapte mejor a la muñeca, con una curvatura en su pulsera que la compañía ha conseguido mediante la técnica de "nano-modelado". Esto hace que las mediaciones sean mucho más fiables, con una medición por ejemplo del ritmo cardíaco más consistente y una identificación del sueño también más eficaz. Su acabado es además bastante atractivo, con diseño unibody hecho en aluminio de grado aeroespacial y una pantalla de "cristal esférico" (la superficie de la pantalla es ligeramente curvada, aunque apenas lo apreciarás). De todo este planteamiento podríamos decir que su peor parte es el hecho de que el panel de 1,42 pulgadas (348 x 250) sea cuadrado y no redondo, aunque, hey, "en el libro de gustos..."

Fitbit Ionic

La calidad de la pantalla sin embargo es otra historia. Los colores son vivos y el brillo (1.000 nits) excelente -imagina lo que ayuda en exteriores-, consiguiendo que nuestra compañera se atreva a decir que es la mejor pantalla que ha visto jamás en un smartwatch.

Por último, pero no menos importante, hay que hablar de la duración estimada de la batería de Ionic. La compañía promete que el reloj dura cuatro días o más con una sola carga y hasta 10 horas cuando utiliza el GPS o se escucha música, unos datos muy acorde con la experiencia de nuestra compañera.

FitbitOS, el nuevo sistema operativo

Fitbit no podía limitarse al hardware y también ha querido involucrarse en el ecosistema de su nuevo niño mimado. FitbitOS es una plataforma de aplicaciones "impresionantemente madura", gracias posiblemente a todo lo que la compañía ha aprendido tras la sonada compra de Pebble. Podrás consultar, cómo no, las notificaciones de tu teléfono, ya sean llamadas, mensajes o procedentes de cualquier aplicación que tenga avisos (Gmail, Slack, Hangouts).

Fitbit Ionic

Si deslizas la pantalla hacia arriba verás las alertas agrupadas mientras que si lo haces hacia la izquierda te conduce a las aplicaciones. Verás además una selección con utilidades como la alarma, el tiempo (con AccuWeather), el temporizador y la cartera virtual, así como ofertas de terceros como Starbucks, Strava y Pandora -Fitbit espera que esta lista crezca en el momento en que empiece a distribuir Ionic. Para alentar a los desarrolladores a crear aplicaciones para FitbitOS, la compañía también ha anunciado Fitbit Studio, una plataforma web para codificar de manera bastante sencilla que estará disponible en septiembre. El SDK para crear aplicaciones de Fitbit también se basa en estándares populares (y fáciles de aprender) como JavaScript y SVG.

En cuanto a su uso, en algunas apps cuesta pillarle el "truco", nos dicen. A pesar de que se puede tocar la pantalla y "desplazarse" por ella, en su mayor parte tendrás que utilizar los dos botones físicos a la derecha del reloj para poner en marcha y terminar los entrenamientos. El único botón de la izquierda te permite salir de las aplicaciones o regresar a la pantalla de inicio. Esto está pensado así para evitar que accidentalmente inicies un entrenamiento, pero la combinación de pulsaciones se antoja al principio algo confusa.

El reloj permite también hacer streaming de música a auriculares Bluetooth, ya sea mediante la app de Pandora o directamente desde la memoria de equipo (viene con 4GB), a la que tendrás que agregar las canciones vía PC.

Fitbit ha aprovechado también la ocasión para lanzar su nuevo servicio Coach, que viene a ser un replanteamiento de su plataforma anterior de entrenamiento, con instrucciones que ahora se acompañan de animaciones para ver cómo realizar los ejercicios. Solo una selección de ejercicios estará disponible de forma de forma gratuita. El resto será de pago mediante una cuota mensual.

Precio y disponibilidad del Fitbit Iconic

Fitbit Ionic está disponible desde hoy en la tienda online de Fitbit para reserva -la tienes en nuestra sección 'Mas información'- por 349,95 euros. Se distribuirá, a nivel mundial, en octubre de este mismo año. Está disponible en tres combinaciones de colores neutrales: pulsera de plata gris y cierre con banda de color azul gris, pulsera de color gris humo y cierre con banda de carbón, y pulsea naranja y cierre con banda azul pizarra.

Fitbit Ionic

Habrá pulseras adicionales para cambiarlas, con combinación en gris azul con hebilla gris plateado, carbón con hebilla gris humo y azul pizarra con hebilla naranja por 29,95 euros. También una correa deportiva transpirable en tres colores: azul grisáceo y coral, negro y carbón, o cobalto y lima por 29,95 euros y otra de cuero (hecha a mano) en color coñac y azul anochecer por 59,95 euros.

From around the web

ear iconeye icontext filevr