Image credit:

Sí, la imagen de este avión metido en pleno huracán Irma es real

Y aseguran que no es para tanto.
Drita, @drita
09.07.17
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Seguro que has visto la imagen ya por internet de un avión de Delta volando en la periferia del devastador huracán Irma -la tienes un poco más abajo. Y probablemente pensaste lo mismo que muchos: que era un fake. Pues bien, esta vez tu escéptico ojo clínico te ha fallado porque la captura, perteneciente a FlightRadar24, un monitor de vuelos en tiempo real que puedes consultar vía online, es 100% real. Así lo desvelan en Wired, donde apuntan que se trata, efectivamente y como señalaba la captura, del vuelo 302 de la compañía aérea Delta que volaba de San Juan a Nueva York. Montados en un Boeing.737-932(ER), los 173 pasajeros del avión hicieron la ruta del último vuelo comercial permitido para salir antes de que el aeropuerto de la capital de Puerto Rico cerrara por vientos de hasta 185 kilómetros/hora.


huracán irma

Lo más impactante de todo es que, a pesar de que la imagen puede resultar estremecedora -solo hay que conocer los trágicos efectos de un huracán para tenerle (mucho) respeto-, los expertos asegura que no es gran cosa. Según explica Douglas M. Moss, piloto comercial y consultor de aviación con AeroPacific Consulting, existen algunos trucos para pilotar un Boeing 737-900ER alrededor de un huracán, pero no son muy diferentes a los que se emplean en las típicas tormentas de verano. "Son las mismas técnicas, las mismas herramientas, los mismos procedimientos que se usan para evitar tormentas eléctricas".

Para que el DL302 entrara en Puerto Rico y saliera de nuevo hacia Nueva York antes de que Irma llegara con total fuerza al aeropuerto, la aerolínea tuvo que orquestar un plan muy cuidadoso de horarios en el que no solo fueron claves los pilotos, sino también el personal de tierra, desde los encargados del control del tráfico aéreo hasta el equipo de abastecimiento de combustible, pasando por el personal de apoyo. Aseguran incluso que la alternativa de volar era más factible que la de dejar el avión de manera extraordinaria en el hangar, donde podría haber sido destruido por el viento -sí, el huracán Irma puede perfectamente con un Boeing 737.

El vuelo por tanto tuvo el tiempo perfecto para salir y hasta encontrar cielos despejados buena parte del tiempo. A lo sumo, y aunque parezca mentira por la imagen, solo sufrió lluvias y mayor oscuridad por el temporal durante unos 15 minutos. Nada que uno no pueda obviar con unos buenos cascos y echando una cabezadita entre película y película aérea.

From around the web

ear iconeye icontext filevr