Image credit:

Xiaomi vuelve a presumir de pantalla infinita con el Mi MIX 2

Vuelve el mejor diseño, ahora con Snapdragon 835, pero sin cámara dual.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Hoy era el día Xiaomi presentaría la nueva generación de su teléfono sin bordes, el Mi MIX 2, un terminal que vuelve a desafiar a los fabricantes más potentes del mercado con un exquisito diseño que es capaz incluso de mejorar la primera generación. Para ello han reducido en un 12% el borde inferior, consiguiendo así un porcentaje mayor de superficie de pantalla que rápidamente sorprende al tener el teléfono en la mano, algo que también se nota al ser un 2% más delgado y un 5% más ligero que el Mi MIX original. No podemos evitar de todas formas compararlo estéticamente con el iPhone, ya que los bordes redondeados del bisel, así como las antenas siguen aproximadamente el patrón de Apple.

La pantalla es de 5,99 pulgadas y ofrece una relación de aspecto de 18:9. Las imágenes oficiales parecen mostrar un bisel completamente invisible, pero lo cierto es que tras ver imágenes reales podemos apreciar que sigue existiendo un ligero borde que queda más o menos camuflado con el cristal 2.5D. Su cuerpo de aluminio luce unas curvas muy bien definidas aparentemente agradables al tacto, un diseño que en la cara trasera está rematado con el anillo que rodea a la cámara, un elemento bañado en oro de 18 quilates.



La cámara llega como herencia del Mi 6, aunque lamentablemente no en versión dual, encontrando únicamente un sensor Sony IMX386. Si trabaja igual de bien que en el Mi 6 los resultados serán muy buenos, aunque perderemos el excelente efecto de desenfoque que ofrece la doble cámara. El tamaño de píxel es de 1,25 nanómetros e incluye sistema de estabilización de 4 ejes, y aunque no hablan de la resolución, imaginamos que se mantendrán los 12 megapíxeles del Mi 6.



Este Mi MIX 2 sigue innovando a nivel de sonido, ya que un diseño sin marcos obliga a pensar en soluciones con las que poder ofrecer un altavoz para poder hablar por teléfono. Al igual que en la primera versión, el fabricante ha incluido un altavoz de membrana que se encarga de enviar el sonido a través de un pequeño conducto que expulsa el sonido al exterior por una pequeña apertura en el borde superior. En el caso del altavoz principal, un componente piezoeléctrico sigue siendo el encargado de generar el sonido por arte de magia a través del marco metálico y la pantalla.



El fabricante ha querido además presumir de conectividad anunciando que el teléfono será compatible con 43 bandas diferentes, pudiendo utilizar el terminal en cualquier parte del mundo.



Faltaba hablar del cerebro que hará funcionar a este dispositivo, un elemento que parecía apuntar al modesto Snapdragon 635, pero que finalmente será el todopoderoso Snapdragon 835, que llegará acompañado de 6 GB de RAM para que la experiencia de uso sea completamente fluida. El precio del teléfono lo determinará por tanto la capacidad interna, estando disponible en 64, 128 y 256 GB por 3.299, 3.599 y 3.999 yuanes chinos respectivamente (423, 461 y 512 euros al cambio).



Pero para aquellos que todavía no tengan suficiente, Xiaomi ha decidido lanzar una Edición Especial fabricada en cerámica que destaca por un proceso de fabricación de una sola pieza generada en hornos a más de 1.400 grados. El resultado es un refinado cuerpo con acabado brillante disponible en versiones blanco y negro que monta las mismas prestaciones del modelo en aluminio, pero cuyo precio ascenderá hasta los 4.699 yuanes chinos (602 euros al cambio).

From around the web

ear iconeye icontext filevr