Image credit:

El iPhone X podría tener problemas de stock por culpa de un componente de Face ID

Un sensor de Face Id podría retrasar el terminal.
Share
Tweet
Share
Save

Era de esperar que el iPhone X iba a ser un dispositivo muy exclusivo al que pocas manos iban a poder tener acceso, pero parece que la situación podría complicarse más en los próximos días si la información que maneja The Wall Street Journal es acertada. Según el informe, el terminal tendría problemas para llegar a tiempo para el 3 de noviembre, al menos con las unidades esperadas, ya que uno de los componentes que forman la cámara frontal con Face ID parece estar teniendo problemas en la cadena de producción.

La cámara frontal está formada por dos elementos, uno llamado Romeo encargado de los puntos infrarrojos que mapearán tu rostro, y otro llamado Juliet donde se centra la lectura del patrón facial. Las fuentes de WSJ aseguran que el fabricante de Romeo ha tenido problemas a la hora de fabricar el módulo, por lo que el retraso de la entrega del componente afectaría al ensamblado total del terminal. Por tanto, en caso de que esto ocurra, es probable que veamos pocas unidades del iPhone X en su lanzamiento.

Lo peor del asunto es que los usuarios están siendo bastante previsores con los nuevos iPhone, y en lugar de lanzarse directamente por el iPhone 8, están esperando a que el X pise las tiendas. Esta demanda dificultaría aún más las cosas para el próximo 5 de noviembre, así que podemos tener un lanzamiento bastante movidito en cuestiones de stock y disponibilidad en tienda.

From around the web

ear iconeye icontext filevr