Image credit:

Nokia abandona el desarrollo de su cámara VR de 45.000 dólares

Y con ella se van 310 puestos de trabajo.
Share
Tweet
Share
Save

La hemos visto en la final de la Champions League, otros eventos deportivos y en más de una gran celebración social, pero parece que sus apariciones no han sido suficientes para que el producto alcance suficiente repercusión. Hablamos de la Ozo, la cámara VR de 45.000 dólares de Nokia que pretendía hacerse un hueco en el mercado de la realidad virtual encargándose de ser la fuente de contenidos virtuales para los productos del mercado, como las HTC Vive, Oculus, etc.

Esa era la estrategia de Nokia, ofrecer un hardware diferente sin entrar en el negocio de las gafas, y optó por el de crear contenidos. Era una opción inteligente, pero a día de hoy parece que la marca se ha cansado de apostar por la realidad virtual, y ha decidido cancelar el proyecto de desarrollo de la cámara dejando atrás 310 puestos de trabajo. Según la marca, parte de la culpa está en el lento desarrollo del mercado de la realidad virtual, insuficiente para que la marca pueda seguir invirtiendo en su producto.

Desde que se anunciara en el 2015 con un precio de 60.000 dólares, esta cámara profesional se ha encargado de retransmitir en vivo eventos del nivel de Disney, UEFA, Sony Pictures y otras grandes compañías, ampliando el catálogo de clientes con la última bajada de precio. Lamentablemente la cartera de clientes no era suficiente para cubrir los gastos de desarrollo, así que la compañía se ha visto obligada a cancelar el producto. Eso sí, seguirá ofreciendo soporte a los actuales clientes, y es que más les vale teniendo en cuenta el dinero que desembolsaron en su día.

From around the web

ear iconeye icontext filevr