Image credit:

Samsung vuelve a marcarse un récord de beneficios

Y la culpa puede que sea más del iPhone X que del Galaxy Note 8.
Share
Tweet
Share
Save

Las cuentas de Samsung no pasaron por una buena racha el año pasado tras el fallido caso del Galaxy Note 7, pero este año la cosa ha cambiado totalmente. La marca ha anunciado una nueva cifra de 12.910 millones de dólares en beneficio operativo del tercer trimestre, una marca que triplica lo acumulado el pasado año en el mismo periodo, y que demuestra que la compañía ha sabido apagar los fuegos internos y seguir la buena ruta hacia el éxito.

De todas formas, aunque Samsung ha descrito las ventas del Galaxy Note 8 como "fuertes", en realidad las ganancias de la rama de móviles disminuyeron debido a que los usuarios optaron por teléfonos más baratos. Es en el negocio de chips y pantallas donde el fabricante hizo mayor caja, un negocio donde entran desde servidores hasta teléfonos de otros fabricantes, como esos con pantallas OLED que están a punto de llegar al mercado. Y sí, hablamos del iPhone X.

El anuncio de la buena racha ha llegado acompañado también de la proclamación de tres nuevos directivos en los sectores de pantallas, electrónica de consumo y móviles, siendo Kinam Kim, HS Kim y DJ Koh los encargados de llevar los negocios respectivamente.

From around the web

ear iconeye icontext filevr