Image credit:

Freemium: Así exprimo al máximo mi Apple Watch Series 3 cada día

Más rápido y ¡ahora habla!
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Hace ya mucho tiempo que resolví mi (existencial) duda sobre si merecía la pena un smartwatch o no; caí en la 'trampa' de Apple y me compré el Watch original a los meses de ser presentado. Sí, me hice un poco el remolón porque no veía claro cómo podía justificar el desembolso económico, y eso que era ya un usuario convencido del difunto Pebble... Sin embargo, poco a poco fui habituándome a dejar el iPhone en el bolsillo, la mesa o la mochila, y centrar mi atención en las notificaciones de la minúscula pantalla del reloj.

El modelo original era casi perfecto, pero seguía careciendo de algo crítico para mí: la resistencia al agua. No, no soy nadador ni nada por el estilo, pero en mi caso, un reloj forma parte de mi día a día de tal manera, que no quiero tener que recordar quitármelo en la ducha. El Series 2 ofrecía esta posibilidad y no lo dudé; amigo, aquello sí que fue un cambio. Ya solo me lo quitaba el rato que estaba cargando; la llegada del Series 3 reavivó mis tribulaciones ¿merecería la pena un nuevo salto?

Vaya por delante que esta cuestión estaría inmediatamente si en España se comercializara el modelo con LTE; ése sí que supondría un gran salto a nivel de uso. En apariencia, las mejoras del Series 3 sobre el modelo precedente no parecían tan llamativas, pero cuidado que no es lo que parece: el nuevo modelo equipa un chip S3 que ofrece un 70% más de rendimiento y otro procesador dedicado a la conectividad un 85% más eficiente ¿Se nota el cambio? Ya lo creo. Así lo vivo a diario -un resumen de mis usos más cotidianos del Apple Watch-:

Buenos días, esfera Siri

Apple nos tiene bien acostumbrados: una mejora notable en el software que hace que parezca que tengas un equipo nuevo... No puedo decir otra cosa de la nueva esfera Siri, en la que el equipo de 'human interface' de la compañía ha dado con una combinación sobresaliente en la que el algoritmo basado en IA del asistente nos va ofreciendo gota a gota los detalles que más nos interesan a continuación. Valoro especialmente las citas, pero viviendo en una zona muy lluviosa, en especial las alertas de lluvia y si tienes unos AirPods, adorarás el "reproduciendo ahora" de la parte superior. Lo más apasionante del asunto es que se trata de la primera versión, con lo que todavía nos pueden sorprender con mejoras en esta genial función.

Buenas noches, cargador

Yo defendí desde el primer momento que la batería del Apple Watch no era necesario cargarla por la noche, y de hecho, una de las funciones que más uso es la trazabilidad del sueño (que evidentemente, implica cargar el Watch durante el día), pero en el Series 3 la mejora es espectacular. Me he olvidado el cargador en algún viaje y he comprobado que con una carga, el Watch 'vive' durante dos días y por otro lado, la carga es rapidísima: en mi caso, lo cargo a la hora de cenar y me lo pongo de nuevo antes de acostarme.

¡Cierra los anillos, vago!

Apple ha ido enfocando el Watch con cada vez más insistencia hacia la salud y casi sin quererlo, uno también se ha visto atrapado en esta red. Y no exagero. Las alertas motivacionales de WatchOS por cumplir objetivos y cerrar anillos han logrado que un servidor evite el uso del ascensor en la gran mayoría de las ocasiones (y vivo en un cuarto piso), y gracias al altímetro, esta actividad queda bien registrada. Esta dinámica ha logrado que al menos tres veces por semana, logre caminar 10 kilómetros y quemar 600 calorías al día, una gamificación que ha logrado que sea más activo, y sobre todo, con una mayor conciencia del funcionamiento de mi corazón.

Qué bien que me hablas, Siri

Lo primero que pensé al saber que el Apple Watch ahora hablaba era que me parecía una mejora menor, sin embargo, he descubierto que se ahorra bastante tiempo en las funciones básicas: ya no te verás obligado a mirar la pantalla cada vez que lanzas una orden. Puede parecer algo menor, pero las órdenes de "Oye, Siri" reciben un "de acuerdo" que confirma que han sido registradas y no necesitas más confirmaciones.

No puedo estar más satisfecho del rendimiento que obtengo de un 'simple' dispositivo que va pegado a mi muñeca y que, de alguna manera, ha transformado mi día a día. Sin embargo, no puedo dejar que imaginar cómo sería la versión LTE y qué sucederá cuando no resulte imprescindible llevar el iPhone en pequeñas escapadas...

From around the web

ear iconeye icontext filevr