Image credit:

Un Echo se 'monta' solo una fiesta de madrugada y la policía acaba interviniendo

El asistente de Amazon puso Spotify a todo volumen despertando al vecindario.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Que el Echo de Amazon puede solucionarnos la vida ofreciendo información de todo tipo a viva voz, estableciendo recordatorios o hasta haciendo la compra por nosotros, es algo que todos comprendemos y valoramos. Sin embargo, parece que algunos asistentes de voz tienen vida propia, y claro, esto puede provocar ya serios problemas. Hace unos días nos hicimos eco (ejem) de un corto que revivía la posibilidad de que Alexa escuchara voces inexistentes; pues bien, parece que la realidad ha superado a la ficción.

Que se lo cuenten, si no, a Oliver Haberstroh, un joven de Hamburgo que decidió salir a tomar unas cervezas con sus amigos la noche del sábado, y el asunto se alargó hasta la madrugada. Todo, aparentemente, normal, hasta que al llegar a casa, comprobó que la cerradura de la puerta no abría y tenía una nota de la policía indicando que contactara con ellos.

Al llegar a comisaría le dieron la sorpresa: su Echo había decidido él solito darle un poco de cancha a Spotify y de paso, probar poner el volumen a tope en una fiesta que duró de 1h50 a 3 de la mañana y de la que dieron buena fe los vecinos. Alertada por éstos, la policía se vio obligada a acceder al domicilio y terminar con el guateque tirando el cable y enmudeciendo al asistente. A nuestro protagonista le tocó pagar la minuta del cerrajero y parece que el asunto se quedó ahí.

Eso sí, no olvidó pasar por la página de Facebook de Amazon en Alemania para dar buena cuenta de lo sucedido y con cierta ironía, decir que su relación con Echo antes era buena, pero ahora "es complicado". Y claro, de ahí a terminar en los periódicos locales; qué demonios, ¿una máquina que monta una fiesta ella sola?

From around the web

ear iconeye icontext filevr