Image credit:

Así es el OnePlus 5T: un nuevo giro para el buque insignia de la familia

OnePlus solo ha necesitado 5 meses para reemplazar al OnePlus 5.
Drita, @drita
11.16.17
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

El OnePlus 5 no es tan viejo, pero eso ya da igual. La compañía asiática acaba de presentar su nuevo buque insignia, el OnePlus 5T, en un evento de lanzamiento en el que acaba de jubilar a su mencionado hermano, lanzado hace apenas cinco meses al mercado. Además de contarte todos los detalles y especificaciones del equipo en este otro artículo, ahora también podemos darte una opinión más cercana sobre el equipo gracias a nuestro compañero Chris Velazco, quien estuvo hace unos días probando el terminal y ya cuenta con una impresión más formada sobre un teléfono, que, en muchos sentidos, sigue siendo el mismo terminal de principios de este año.

La estrategia de OnePlus con el 5T es cuanto menos llamativa. Es cierto que la compañía sentó precedente el año pasado cuando lanzó el OnePlus 3 en junio, y rápidamente puso en circulación el OnePlus 3T unos meses después. Sin embargo, portavoces de la firma aseguraron en su momento que el plan original este año era centrarse únicamente en un teléfono, el OnePlus 5. Y, oye, parece que el plan se les ha torcido un poco.

Gallery: OnePlus 5T en nuestras manos | 18 Photos

Quizás es que todo sea al final una cuestión de pantalla, tal vez OnePlus encontró el panel perfecto y tenía que mostrarlo ya. No es para menos. Chris asegura que es fantástico. Hablamos de tecnología AMOLED (la pantalla está fabricada por Samsung) en un tamaño de 6 pulgadas y con unos biseles muy estrechos. Para que te hagas una idea, la cantidad de espacio vacío alrededor del panel es más o menos la misma que en el LG V30, siendo además un teléfono muy fácil de agarrar.

OnePlus 5T

La pantalla, nos cuentan, es lo suficientemente vívida y colorida como para olvidar que su resolución se queda en 1080p -la densidad de píxeles por cierto sale a 401 ppp. Esta en inferior a la que tienes por ejemplo en el Galaxy S8 Plus, pero nitidez es lo suficientemente buena como para que no sea algo que vaya a importarte. OnePlus defiende además la decisión de permanecer en 1080p por cuestiones de potencia y rendimiento, aunque vale la pena señalar que dispositivos como el Galaxy S8 Plus llevan el salto al 2K bastante bien.

Sea como sea, la pantalla es definitivamente el mayor cambio en la fórmula de OnePlus, pero los ajustes de tuercas no terminan ahí. Como ya no hay espacio para un sensor de huellas en la zona inferior del panel, OnePlus lo ha movido a la parte posterior. OnePlus sabía que probablemente esto no gustaría a todo el mundo, por lo que ha introducido también una función de desbloqueo facial.

OnePlus 5T

Eso sí, nada tiene que ver con otros sistemas que conocemos. De hecho, este tipo de desbloqueo es la forma menos segura que hay para desbloquear el 5T, nos comenta Chris. Y es que no se trata de ningún sistema complejo como el que existe por ejemplo en el iPhone X. En su lugar, el proceso de instalación solo te obliga a mirar la pantalla mientras el teléfono usa su cámara frontal para detectar "más de 100" puntos faciales que usará para identificarte en el futuro. Nuestro compañero nos apunta que no ha podido engañar al teléfono con una imagen de sí mismo, todavía, pero al menos teóricamente es posible ya que no comprende la complejidad que sí implican otros detectores.

Esto no quita para que la idea, por otro lado, sea rápida y resolutiva. Desbloquear el 5T con la cara resulta una tarea instantánea y la mayoría de las veces, nos confiesa Chis, parecía que estaba desbloqueando un teléfono sin ninguna medida de seguridad. Face Unlock, que es el nombre recibe, no se puede usar su cara para realizar compras en la Play Store ni acciones similares; para estos casos, se sigue requiriendo del sensor de huellas, por ser un método más seguro.

OnePlus también ha hecho algunos cambios en su cámara dual. El 5T combina una cámara principal de 16 megapíxeles y otra de tipo tele de 20 megapíxeles, siendo este último sensor el que se lleva la mayor atención. Y es que ahora cuenta con una apertura f/1.7 para coincidir con el disparador principal y en general parece funcionar mejor en condiciones de poca luz que el OnePlus 5.

Los resultados fotográficos con el 5T han sido bastante buenos (especialmente con el modo retrato), aunque, de manera general, nuestro compañero diría que otros teléfonos actuales rivales lo superan en muchas ocasiones. Es cierto que el rendimiento con poca luz ha mejorado y que el 5T es capaz de hacer fotos muy buenas, pero es que este 2017 no paramos de ver terminales con cámaras increíbles y la competencia está más fuerte que nunca.

Por lo demás, el 5T es casi idéntico al teléfono que reemplaza. Es solo un pelín más grueso, más largo y más ancho que el OnePlus 5, pero lo que se gana con ello es tanto que la diferencia te resultará imperceptible. Y sí, algunos tenían razón: el 5T tiene un parecido muy descarado con el R11S de Oppo. OnePlus admite que "aprovecha" la cadena de suministro de Oppo (al fin de cuentas este es su fabricante, ¿lo sabías?), pero insiste en que las similitudes son pura coincidencia...

A diferencia del 3T del año pasado, que contaba con un chipset más rápido que el 3, el OnePlus 5T usa el mismo procesador Snapdragon 835 que su predecesor. También está disponible en las mismas configuraciones: 6 GB de RAM con 64 GB de almacenamiento u 8 GB de RAM con 128 GB de almacenamiento. Chris ha estado probando precisamente este último y dice que no hay diferencias en el rendimiento entre OnePlus 5 y 5T. Eso no tiene por qué ser algo malo, ya que el el 5 original era (¡y es!) bastante rápido y eficiente.

La batería del OnePlus 5T también se mantiene sin cambios: se trata del mismo módulo de 3.300 mAh que se usa en el OnePlus 5 y, en general, ha dado más de un día completo de uso sin necesitar una recarga. Que la duración de la batería del 5T esté (aparentemente) muy cerca del 5 es una sorpresa agradable; con una pantalla más grande lo esperable era que se hubiera reducido lo suficiente para ser algo notable, pero nada más lejos de eso. El sistema Dash Charging de OnePlus también sigue funcionando bien. Diez minutos de carga generalmente dan para un 15-20 por ciento de batería, mientras que cargar completamente un 5T a 0 tardó una hora aproximadamente.

Aún quedan muchas más pruebas por hacer antes de emitir un veredicto final sobre el OnePlus 5T, pero parece que este es el dispositivo que OnePlus debería haber lanzado a primeros de año. Lamentablemente no se puede dar marcha atrás y el 5T se siente como un digno sucesor del 5 en casi todos los aspectos que importan.

Dicho esto, OnePlus todavía tiene trabajo por hacer: existe todavía cierta desconfianza entre algunos usuarios por la pillada de la compañía manipulando los resultados de rendimiento de uno de sus teléfonos , por no mencionar la reciente preocupación sobre su intrusivo software. Pronto veremos si OnePlus 5T es suficiente para que muchos pasen página y olviden todo esto.

From around the web

ear iconeye icontext filevr