Image credit:

Demuestran que Amazon Key no es tan seguro: se pueden colar en tu casa

El hack permite que el repartidor vuelva a entrar en tu casa y ni te enteres [VIDEO]
Drita, @drita
11.17.17
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Hace unas semanas Amazon presentó su nuevo (y algo polémico) servicio Key. Con él era posible dar acceso remoto a los repartidores para que dejasen los paquetes que compraras en la plataforma dentro de casa cuando tú no estabas. Semejante idea tenía tanto defensores como detractores -en nuestro último podcast lo estuvimos debatiendo, de hecho-: estaban los que opinaban que todo estaba perfectamente controlado y grabado y que no tenía que pasar nada, y los que apuntaban que ni con esas dejarían que un extraño accediera a su propiedad.

Pues bien, parece que el tiempo ha terminado dando algo de razón a los más desconfiados. Un investigador de los Rhino Security Labs (EEUU) ha descubierto que existe la posibilidad de engañar al sistema para burlar así la cámara de seguridad que se instala cuando contratas Amazon Key.

Para ello solo hay que dar acceso al repartidor, como se haría habitualmente. Al salir, un hacker cercano envía las señales necesarias al servidor WiFi de la casa, consiguiendo acceder al sistema de seguridad y desconectando temporalmente la cámara antes de que la puerta vuelva a bloquearse -lo que hace es enviar un comando de desautorización. El repartidor podrá entonces entrar de nuevo gracias a este deshabilitado, sin que esto además alerte al dueño, que verá en su teléfono la imagen congelada de su puerta justo después de que el repartidor "se fuera". Puedes ver un ejemplo a continuación:

Es cierto que Amazon asegura que su servicio avisa la cámara se desconecta "durante un período prolongado" de tiempo, pero claro, durante ese rato a un ladrón le habrá dado tiempo para moverse por tu casa a sus antojo.

Amazon ha anunciado a Wired que en breve tendrán disponible una actualización que envíe "notificaciones más rápidamente si la cámara se desconecta durante la entrega" para que no se pueda dar lugar a algo así otra vez. Igualmente la firma ha defendido que cada uno de sus repartidores pasa por una entrevista exhaustiva con comprobación de existencia de antecedentes penales, antes de poder realizar entregas en el hogar.

Asegura, además, que "cada entrega está conectada a un repartidor específico, y antes de que abramos la puerta para una entrega, Amazon verifica que el repartidor correcto esté en la dirección correcta, en el momento previsto". ¿Te quedas más tranquilo ahora?

From around the web

ear iconeye icontext filevr