Image credit:

La NASA ya ha probado el paracaídas supersónico que usará en la misión a Marte

Se despliega a casi el doble de la velocidad del sonido.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Tras una primera prueba fallida, la NASA ha conseguido desplegar correctamente el paracaídas supersónico que usará en la misión a Marte programada para el 2020. La función de este paracaídas es la de reducir la velocidad de desplazamiento de la nave cuando esté entrando en la atmósfera de Marte a más de 19.000 kilómetros hora, por lo que los científicos se las han tenido que ingeniar para conseguir un sistema resistente a impactos y altas velocidades.

El resultado es un paracaídas que inicia su proceso de despliege a una velocidad cercana al doble de la velocidad del sonido. En las pruebas del Experimento de investigación avanzada de inflación de paracaídas supersónico (ASPIRE), se ha utilizado el cohete Black Brant IX, que lanzado desde Virginia consiguió alcanzar una altura de 51 kilómetros para luego descender a una velocidad de Match 1,8 a falta de 41 kilómetros, momento en el que el cohete desplegó el paracaídas satisfactoriamente.


Esta misión llevará además un rover encargado de hacer diferentes experimentos en la superficie del planeta, como varias pruebas de producción de oxígeno o la búsqueda de pruebas de vida microbiológica. El cohete despegará en verano del 2020, y no será hasta febrero del 2021 cuando se aproxime al planeta para aterrizar con este peculiar paracaídas.

From around the web

ear iconeye icontext filevr