Image credit:

La gorra de Elon Musk también arrasa...

Todo lo que toca este hombre se vuelve oro.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

The Boring Company... Cuenta el propio Elon Musk que le sobrevino la idea de crear esta peculiar empresa cuando se encontraba en pleno atasco en Los Ángeles; algo no iba bien ahí ¿por qué tenía que perderse el tiempo en atascos? Lo que para cualquier otra persona hubiera supuesto un enfado y poco más, para este genio sirvió como simiente de lo que hoy es otra de sus empresas rompedoras. Y todo en 'la empresa aburrida' es peculiar, hasta su merchandising.

Al equipo de marketing de este incipiente proyecto se le ocurrió la idea -tal vez un poco 'boring' también- de crear unas gorras con el nombre de la compañía y venderlas en la web para dar difusión al proyecto (y generar algunos ingresos). Pues bien, lo que parecía una tontería menor, se ha convertido en todo un negocio y el propio Musk ha confesado que se ha vendido la friolera de 300.000 dólares en gorras hasta la fecha.

"¡El lote inicial de gorras ha superado los 300.000 dólares en ventas! Muchas gracias por comprar nuestras gorras súper aburridas", ha escrito entusiasmado en su perfil de Twitter, "todo el dinero irá a ser más aburridos" (dando a entender que destinará todo el dinero recaudado a seguir financiando este atípico proyecto). Sabiendo que cada gorra se vende a 20 dólares, nos da un total de quince mil vendidas en tiempo récord, lo que nos una idea de lo desatado de las pasiones que despierta esta figura.

¿En qué consistía exactamente The Boring Company? En su web nos encontramos con un vídeo (que lo puedes ver aquí arriba) que se explica por sí solo: se trata de una red de túneles en la que los vehículos son transportados en plataformas a altísima velocidad esquivando todos los atascos y llegando a puntos de salida en los que se vuelve a conducir.

From around the web

ear iconeye icontext filevr