Image credit:

LG V30, análisis: 5 cosas que te van a encantar y otras cuatro que no

Un buen teléfono que llega un poco tarde...
Drita, @drita
11.27.17
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

LG al fin ha decidido que es el momento de lanzar su V30 en España. Tras pasearse por parte de Asia y por el mercado estadounidense, el smartphone echa el ancla en el mercado español, teniendo que hacer frente una feroz competencia en la que todos buscan ser los teléfonos con mejor diseño, cámara más sobresaliente y batería más duradera. ¿Destacará el LG V30 en alguno de estos aspectos? ¿qué otras cualidades del smartphone debes tener en cuenta para decidirte o no por él? Estas y otras preguntas se verán resueltas en el análisis que te dejo a continuación. Descubre lo mejor y lo peor del nuevo buque insignia de LG. Adelante.

Gallery: LG V30 - Análisis | 18 Photos

Cosas que te van a gustar del LG V30

· Su cuerpo bien construido y ridículamente ligero. Para las dimensiones que tiene (hablamos de un terminal con pantalla de 6 pulgadas), el teléfono te sorprenderá en cuanto lo tengas en la mano. El LG V30 parece que está hueco por dentro por lo ligero y cómodo que resulta al sostenerlo. Eso sin embargo no hace que a la vez resulte un equipo de sensación sólida y que confiere una buena construcción. Su espalda tiene además un atractivo entramado que le da un toque bastante original y resultón, especialmente en color azul -tono de la unidad de prueba que manejo. En ella, por cierto, se aloja su botón de encendido/bloqueo, esa característica tecla trasera, muy de LG, que también hace las veces de lector de huellas y que se coloca a la altura perfecta para que su toque con el dedo sea bastante cómodo.

· Suena muy bien y trae ¡conector de 3,5 mm! El teléfono de LG ha dedicado bastante atención al sonido en este nuevo buque insignia (se ha aliado con Bang&Olufsen, ni más ni menos) y eso se nota. Cuando usas su altavoz -tienes la salida en la parte inferior derecha-, el audio es bastante potente y muy claro, aunque quizás eche de menos más bajos para calificarlo como una experiencia redonda; en el momento de emplear los auriculares, de todas formas, todo es aún mejor. El V30 tiene DAC Hi-Fi incorporado que se encarga de hacer que tus orejas disfruten. ¿El modo "predeterminado" de sonido no te vale? No te preocupes. Tienes cuatro preajustes de actualización (y una buena cantidad de "filtros digitales") más para que todo fluya según tus exigencias.

El teléfono de LG no ha querido renunciar además al puerto de 3,5 milímetros, y eso que ya cuenta con un puerto USB Type-C y luce un cuerpo realmente delgado -ya sabes que el "no hay espacio" ha sido la gran excusa de muchos fabricantes para no meterlo. Aquellos que están en contra de que el conector desaparezca encontrarán en el smartphone de LG un gran aliado que ha preferido mantener esta salida de sonido y dejarte así que uses los auriculares que desees sin que la presencia o no de este jack te condicione -en la caja vienen unos in-ear de B&O, por cierto.

· Su rendimiento no tiene pegas. Al igual que otros muchos otros buques insignia de este año, el V30 funciona gracias a un procesador Snapdragon 835 de Qualcomm, junto a la GPU Adreno 540 y 4 GB de RAM. Se trata por tanto de una combinación que hemos visto bastante este año y que aquí vuelve a demostrar que es más que efectiva. El V30 se siente muy rápido, con apertura y pase entre aplicaciones sin retraso y una experiencia en general bastante satisfactoria que tampoco decae a la hora de exigir un poco más, por ejemplo, mientras se juega a ciertos títulos con el terminal.

LG V30 Google Pixel 2 XL LG G6 Galaxy Note 8
AnTuTu (total) 145.783 159.382 141.065 166.673
3DMark IS Unlimited 28.193 39.235 3.346 38.960
GFXBench 3.0 1080p Manhattan Offscreen (fps) 49 52 42 55
CF-Bench 61.958 Sin datos 24.748 67.415

· Su cámara en ambientes con buena luz. La cámara del V30 tiene un buen comportamiento cuando la luz acompaña. El sistema fotográfico del teléfono está compuesto por una cámara principal de 16 megapíxeles (con una apertura f/1.6) muy bien complementada por otra otra gran angular de 13 megapíxeles. Ya sabes que otros fabricantes de teléfonos han preferido "invertir" en otro tipo de dualidades (como por ejemplo Huawei que ofrece dos sensores, uno a color y otro monocromo), pero personalmente creo que se le puede llegar a sacar más provecho al combo principal/gran angular.

Las imágenes capturadas con luz diurna con la cámara principal consiguen ofrecer muchos detalles y unos colores bastante brillantes y ricos como podrás ver en las imágenes que tienes a continuación. A veces pecan de sobresaturar ligeramente el color, ojo, pero por lo general el rendimiento es muy aceptable. En escenas a contraluz donde existen zonas de luz muy descompensadas, es cierto que otros teléfonos como el iPhone X logran un mejor equilibrio -tercer ejemplo.

En cuanto a la cámara gran angular, es capaz de regalarme otra perspectiva de una misma escena sin moverme del sitio, algo que ya disfruté con otros terminales de la casa (como el LG G6) y que me sigue encantando. Los detalles se sacrifican un poco en estas tomas (la resolución es más baja), pero aún sigue siendo una función que me deja satisfecha.

· Es un teléfono genial para grabar vídeo. LG quería que el V30 fuera un buen teléfono para grabar video y vaya si lo ha conseguido. El V30 ofrece un nivel de control verdaderamente notable a la hora de capturar imágenes -mucho más rico que en otros teléfonos- y opciones de edición post-producción igualmente poco usuales (se trata del llamado modo LG Cine Log, que guarda el vídeo en formato "LG Cine"), siendo así una herramienta perfecta para usuarios de YouTube y aspirantes a Tarantino. De esta forma, el LG V30 no solo va ser capaz de sustituir a una cámara de video convencional en caso de apuro: será incluso un buen candidato de reemplazo para más de uno.

lg v30

Algo que te dejará tibio

· Su batería no sorprende. El LG V30 monta una batería de 3.300 mAh que si bien cumple con una jornada bajo un uso medio-alto, no me ha dado tampoco ninguna sorpresa. No es un aspecto por tanto a destacar bajo el adjetivo de "fantástico" ni tampoco podía ser tan cruel como para decir que es uno de sus peores cualidades. Al menos, eso sí, el teléfono es bastante rápido cargando: cuando está completamente a 0, una recarga de 15 minutos es suficiente para que el V30 se ponga en casi el 30 por ciento de energía y con otros 15 minutos más, puedes superas hasta el 50%. Una batería más grande habría sido agradable, pero claro, probablemente entonces no sería tan liviano ni ligero. No se puede tener todo.

Cosas que no te van a gustar del LG V30

· No viene con Android Oreo. Esto sí que no tiene perdón. El V30 llega más tarde que sus competidores a las estanterías -recuerda que no estará disponible hasta el 15 de diciembre por 899 euros-, así que qué menos que lo hiciera al 100%. Sabiendo que Oreo ya está entre nosotros y que hay teléfonos que lo disfrutan, aterrizar en el mercado con su versión anterior, Nougat, es un error. Sí, se actualizará en un futuro, y sí, Android 7 (7.1.2 para ser más exactos) va genial en el teléfono, pero no es lo más reciente que existe y por tanto termina restándole al valor global del teléfono.

· La fotografía nocturna tiene momentos buenos y otros... no tan buenos. Igual que hemos dicho que la cámara el V30 logra imágenes bastante buenas en condiciones de iluminación favorables, la magia se desvanece un poco cuando tenemos que hablar de sitios con poca luz. Lo cierto es que con una cámara principal que tiene estabilización de imagen óptica y una apertura tan amplia, lo esperable es que el resultado sea bastante bueno, pero no es el caso. Las fotos pecan a veces de pérdida de detalles, parcheo (especialmente en fotos de paisajes nocturnos) y en el momento en que tocamos un poco la ISO para capturar más luz, un mar de ruido inunda las fotos de forma escandalosa. Aún así la experiencia no ha sido tampoco de todo horrible, porque en otras ocasiones en las que la luz tampoco era muy favorable, ha conseguido captar incluso mejor los detalles que con otros teléfonos como el iPhone X.

lg v30

· Carece de modo Retrato. Ligado también con sus opciones fotográficas, el LG V30 carece de modo Retrato. te guste o no esta opción se ha popularizado bastante en los teléfonos de alta y media gama, por lo que si te gusta creerte un gran fotógrafo y aplicarse ese resultón efecto bokeh a todo lo que se planta en primer plano, aquí vas a tener que quedare con las ganas. Se echa de menos. Mucho.

· Su pantalla pOLED podría ser mejor. El LG V30 es el primer teléfono de la casa que apuesta por el OLED desde el G Flex 2. Es por ello que probablemente esperes que la apuesta aquí sea bastante sólida y una de las mejores del momento. Meeec, error. No es ni mucho menos el peor panel que te vas a encontrar, pero a estas alturas, podría ser indudablemente mejor. ¿Su mayor problema? Su acusada (y horrible) tendencia al azul, realmente escandalosa si lo pones frente a frente junto a otro terminal. Como puedes ver en la imagen inferior, el iPhone X reproduce un color mucho más fidedigno de la escena, mientras que el V30 tinta de azul todo (fíjate en la camisa de el protagonista).

No solo eso. El contraste también está pasado de tuercas y puedes comprobarlo si observas la zona derecha, donde se coloca el camión: mientras que en el teléfono de Apple se ven los espacios de luz de la zona trasera del vehículo, en el V30 es prácticamente una mancha negra, provocando que se pierda información (en este caso irrelevante para la escena de la serie, pero información visual al fin y al cabo, que lo que importa).

From around the web

ear iconeye icontext filevr