Image credit:

Furby conoce a Alexa y...

Raspberry Pi obra el milagro dando vida a la mascota.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

¿Creías que Furby estaba muerto del todo? Bueno, puede ser que sí, pero no en el espíritu de algunos que -gracias a Raspberry Pi- juegan a ser Doctor Frankenstein por un día, y no, no exageramos. Un osado manitas ha tenido la genial idea de 'insertar' un Echo en un Furby que estaba acumulando polvo en algún cajón perdido; bueno, en realidad hemos simplificado todo el proceso, ya que lleva un poco más de tiempo y trabajo del que podrías imaginar.

En una entrada titulada "He transformado un Furby en un Echo", acompañado de un revelador "lo siento" como subtítulo, Zach nos muestra los pasos dados para transformar esta simpática mascota en el popular asistente personal, y hasta ha bautizado a la criatura como "Furlexa" (sí, un mix entre 'Furby' y 'Alexa'), que como verás en el vídeo, funciona a las mil maravillas.

Como podrías suponer y te hemos avanzado, en una salsa de este tipo siempre aparece un Raspberry Pi de por medio para animar la fiesta y gobernar este desaguisado. Además del popular mini ordenador, nuestro protagonista ha empleado el servicio de voz open source de Alexa y una serie de toques eléctricos por aquí y por allá para lograr que Furby se ponga manos a la obra en un resultado que, con franqueza, te encantará.

Lo mejor del asunto es que este experimento está disponible para quien quiera reproducirlo puesto que el autor ha publicado las instrucciones y hasta el despiece de Furby para dejar todo bien atado. Todo parte de desmenuzar a la ciber mascota y sustituir su CPU por un Raspberry Pi Zero W; a partir de ese punto, ha sustituido tanto altavoz como el micrófono para que todo funcione rodado, y un par de ajustes más con el soldador. No digas que no ha quedado genial...

From around the web

ear iconeye icontext filevr