Image credit:

Freemium: N26, mi experiencia con el 'banco-app'

Olvida tu banco, ya hay una app para eso...
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Bienvenido a Freemium, una sección en la que Jose Mendiola expresa su opinión personal sobre el mundo de la tecnología. Engadget no se responsabiliza ni supervisa los puntos de vista vertidos en estos artículos.

"Tu cuenta corriente en 8 minutos". Es el lema que emplea N26 para presentar su producto, que es ni más ni menos, un banco móvil; no, no una aplicación móvil de un banco, sino un banco nacido en el móvil y gestionado desde el mismo. Tiene lógica ¿no? A fin de cuentas, pasamos mucho más tiempo delante de la pantalla del smartphone que de un ordenador, y por otro lado, el móvil nos acompaña a todas partes.

Pero antes de dar el paso, lo primero es asegurarse uno donde pisa: equivocarse con el dinero no es como arrepentirse por haber descargado Angry Birds ¿Es N26 un banco seguro? Sí, lo es. Aunque se presente como una app en las tiendas de aplicaciones, detrás de esta sigla hay una entidad financiera con todos los parabienes del gobierno alemán, y en consecuencia, sujeto a las garantías exigidas por la Unión Europea.

Abriendo una cuenta desde la cama

Lo primero que uno se encuentra al estrenarse en N26 es que tiene que cambiar el chip por completo; no se trata de un banco al uso (aunque en el fondo, lo sea), sino que sigue las reglas de las app stores y su funcionamiento. Para abrir una cuenta hay que descargarse la app, rellenar la información, pasar todos los filtros de seguridad (2FA bien gestionada) y por último, autentificar el usuario: desde la propia app te hace una videollamada un operador -en perfecto castellano- y mostrando tu documento de identidad, el asunto está zanjado en los 8 minutos prometidos o menos.

Con la cuenta ya abierta y operativa... ¿cómo añadir fondos? Conviene recordar que N26 es la máxima expresión del banco virtual y no hay ni oficinas ni cajeros en los que hacer un ingreso, así que toca hacer una transferencia (internacional, porque el banco está radicado en Alemania). Dos temores infundados que casi me hacen cerrar la cuenta: pese a ser una cuenta extranjera, no tiene por qué haber costes en la transferencia dentro de la UE (es decir, se considera como nacional) y por otro lado, el dinero llega en uno o dos días.

Qué es genial de N26

Este banco se ha ido ganando poco a poco mi corazoncito y con argumentos de peso que detallo a continuación:

- No tiene ningún tipo de costes: ni de gestión (siempre y cuando uses la cuenta), ni de mantenimiento. No hay que pagar por las transferencias ni por retirar dinero del cajero, y la tarjeta (MasterCard de débito) es gratuita siempre y sin condiciones.

- Puedes retirar dinero de casi cualquier cajero sin comisiones: reconozco que ésta ha sido la ventaja que me ha decantado por apostar más por este banco. Puedes sacar dinero de prácticamente cualquier entidad financiera sin pagar gastos, y para ello, en la propia app te aparece un mapa con los más cercanos. Es genial, aunque tiene una limitación: son máximo cinco retiradas de efectivo al mes, y si uno se organiza bien, esto no supone un problema.

- Notificaciones push para todo: con este banco recibirás una notificación push con cada mínimo movimiento que tenga lugar en la cuenta, y esto es realmente tranquilizador; hasta te avisa de tu propia retirada de efectivo.

- Soporta Apple Pay: para los que usamos el iPhone (y el Apple Watch) esto es un punto ganador. No hay mucho más que añadir a todas las ventajas de poder pagar con el reloj de forma natural y sin gastos ni compromisos extra.

- Envíos de dinero sencillos: la 'mala' noticia es que N26 no soporta Bizum, la plataforma de envío de dinero móvil hegemónica en la banca española, pero en su lugar utiliza MoneyBeam, un sistema que únicamente necesita saber el móvil o email del contacto para enviar dinero sin coste.

Qué es peor de este banco

Los principales obstáculos los he encontrado a la hora de plantearme usar N26 como banco principal para todo: el primer problema que encontrarás en tu trabajo llegará cuando indiques el IBAN, ya que se trata de una cuenta extranjera y no tengo claro que las empresas se presten a hacer transferencias internacionales (pese a que no tengan gastos añadidos dentro de la Unión); por otro lado, la limitación a 5 retiradas de efectivo sí puede resultar un inconveniente en caso de calcular mal el asunto. En mi caso, no supone un problema puesto que suelo acertar bastante en mis previsiones de efectivo.

Y realmente, no he encontrado más inconvenientes, hasta la fecha, al uso de N26 en mi día a día. Como no puedo usarlo como banco principal (tengo la hipoteca en otra entidad), uso esta cuenta para mis gastos y compras, y ha resultado ser una interesante forma de gestionar el dinero: he programado una transferencia automática todos los meses a N26 y los pagos con Apple Pay o retiradas de efectivo, los hago únicamente desde esta cuenta.

From around the web

ear iconeye icontext filevr