Image credit:

El ejército estadounidense retira cámaras de seguridad chinas de una de sus bases por su 'percepción negativa'

Crece la desconfianza...
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Se trataban de unas simples cámaras de seguridad, que grababan -en circuito cerrado y sin salida a la red- las imágenes de lo que sucedía en algunas ubicaciones del Fort Leonard Wood, una base que tiene el ejército de Estados Unidos en Missouri; aquellas cámaras parecían no suponer ningún peligro potencial ante un ataque de los hackers y sin embargo, han sido fulminadas. ¿Por qué? Por la marca que las fabrica.

Sí, las suspicacias fueron creciendo al comprobar que Hikvision, el fabricante que ha creado dichas cámaras, cuenta como accionista principal al gobierno chino, y claro, este dato no parece haber gustado a las autoridades militares. Las cámaras, como apuntamos, no tenían ningún tipo de conexión con el exterior y vigilaban zonas que tampoco resultaban críticas en materia de seguridad, pero ninguna de estas explicaciones ha servido y se han retirado de forma inmediata.

"Nunca creímos que las cámara suponían un peligro para la seguridad; se trataba de un circuito cerrado", explicó Christopher Beck, el mando responsable de la seguridad. ¿Por qué se retiraron entonces? Esas cinco cámaras fueron retiradas del recinto con el objeto de eliminar "toda percepción negativa" de los dispositivos ante las "noticias aparecidas en prensa" (sin especificar cuáles en concreto).

Este incidente de las cámaras es tan solo la punta del iceberg de toda una cruzada en contra de la presencia de productos chinos en instalaciones gubernamentales y de hecho, ya se prohibió el acceso a dispositivos fabricados por Huawei o ZTE en el año 2012. Y parece que ahora le toca el turno a Hikvision...

From around the web

ear iconeye icontext filevr