Image credit:

Ya es una (incómoda) realidad: el 2017 fue el segundo año más cálido desde 1880

Los cinco récords que tenemos han sido todos registrados desde el 2010 en adelante.
Drita, @drita
01.21.18
Share
Tweet
Share
Save

Después de elaborar un detallado estudio, la NASA ha declarado que el 2017 fue el segundo año más cálido desde 1880. En un estudio separado que utilizó diferentes métodos analíticos, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los EEUU (NOAA) clasificó el año pasado como el tercero más cálido en sus registros. Posición arriba o abajo, lo cierto es que ambas agencias coinciden además en un hecho muy preocupante: los cinco años más calurosos jamás registrados se concentran todos desde el 2010 en adelante.

"A pesar de haber tenido temperaturas más frías que el promedio en muchas partes del mundo, las temperaturas en todo el planeta continúan la rápida tendencia al calentamiento que hemos visto en los últimos 40 años", apunta Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard para Estudios Espaciales (GISS) de la NASA, en unas recientes declaraciones al respecto.

calentamiento 2017

Hasta el momento teníamos (y tenemos) registrado el 2016 como el año más caluroso jamás registrado. Su primer tercio experimentó el efecto de El Niño (que se arrastraba del 2015), lo que alteró los patrones climáticos y provocó que la temperatura promedio global fluctuara. Pero si se eliminase este efecto puntual, 2017 habría sido el año más caluroso que hubiéramos vivido jamás.

La NASA apunta que la temperatura promedio de la superficie de la Tierra ha aumentado en cerca de 2 grados (Fahrenheit) en el último siglo, aunque la dinámica del clima hace que no todas las regiones del mundo se calienten por igual. La creciente cantidad de dióxido de carbono y otras emisiones creadas por el hombre y liberadas a la atmósfera son las principales culpables, y sus efectos son más que obvios, con regiones polares donde la pérdida de hielo marino es ya un hecho.

En caso de que te interesen todos los datos, que sepas que la NASA tiene todos sus registros del 2017 en este enlace. Lo que hace la agencia es rastrear temperaturas globales utilizando una red de 6.300 estaciones meteorológicas, observaciones náuticas de barcos y boyas, y mediciones de instalaciones de investigación antárticas. La institución compara las desviaciones actuales de una línea base con las temperaturas registradas desde 1951 hasta 1980. NOAA, por su parte, utiliza un método analítico y un registro de temperatura diferentes y sus informes de 2017 pueden igualmente encontrarse aquí.

From around the web

ear iconeye icontext filevr