Image credit:

Estos dos monitos son los primeros primates clonados del mundo

Alguien ha abierto la caja de Pandora de la ética del clonado.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

¿Te acuerdas de la oveja Dolly? Fue el primer mamífero clonado de la historia, y desde entonces, los científicos han seguido trabajando en más copias, pasando por perros y hasta ponis. Los primates sin embargo se resistían, hasta ahora, ya que un grupo de científicos chinos han conseguido clonar dos veces sin problemas a un feto de mono siguiendo el mismo método que se usó con Dolly. El equipo eliminó el núcleo de los óvulos del mono y los reemplazó con ADN del feto original, para luego implantar el óvulo modificado en hembras de mono que gestaran a los nuevos monitos, llamados por cierto Hua Hua y Zhong Zhong.

El proceso no fue fácil. Se necesitaron un total de 127 óvulos y 79 embriones para conseguir resultados satisfactorios, y en este caso se requiere además un feto para trabajar (con Dolly trabajaron con un adulto). Pero el resultado está ahí, y demuestra que la ciencia del clonado sigue avanzando a pasos agigantados. El equipo logró la hazaña al inyectar ARNm y un inhibidor, una combinación que mejoró el desarrollo de blastocitos (las estructuras que forman el embrión) y la tasa de embarazo en los embriones implantados.

Ambos macacos están completamente sanos, y los test genéticos confirman que son copias uno del otro. Esto podría dar buenos resultados también en adultos, pero por ahora el equipo prefiere obtener más resultados a base de más embarazos.

Teniendo en cuenta la relación que tenemos los humanos con los primates, en teoría la clonación humana es ahora más real que nunca. Sin embargo, no es algo que vaya a ocurrir pronto. El proceso conlleva infinitos problemas éticos, y el asunto va más allá de crear copias exactas de personas. En primer lugar, se necesitan muchos errores hasta conseguir los resultados deseados, y luego está la cuestión de qué ocurre cuando el clon llega a la vida adulta y de si es capaz de soportar la presión de vivir como el original.

Sea como sea, el clonado de monos está limitado únicamente a la investigación médica, ya que servirá para comparar resultados de diferentes tratamientos en sujetos con los mismos genes bajo condiciones específicas. Puede que esto no sea del agrado de todos, pero al menos supone la primera línea ética que la ciencia está dispuesta a respetar.

From around the web

ear iconeye icontext filevr