Image credit:

Buscan prohibir la venta del lanzallamas de Elon Musk

Un legislador de California lo considera potencialmente peligroso.
Drita, @drita
01.31.18
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Como ya sabes, Elon Musk lanzó el otro día a través de su compañía The Boring Company, un ¿merchandising? sin precedentes: ni más ni menos que un lanzallamas. El producto, que se encuentra ahora mismo en estado de reserva, ha logrado acumular ya 17.500 pedidos, de forma que poco le queda a Musk para alcanzar el tope límite de los 20.000 lanzallamas que avisó que pondría a la venta. Aunque con semejante acogida, podrías pensar que todo el mundo ve con buenos ojos la puesta en circulación de este aparato, algunas personas ya han manifestado su disconformidad ante la idea del cofundador de fundador de PayPal, Tesla y SpaceX.

lanzallamas elon musk

Nos referimos por ejemplo a Miguel Santiago, legislador demócrata de California, quien asegura tener la intención de presentar una legislación estatal que bloquee las ventas de los lanzallamas al público. Santiago confiesa además que pensó que todo era una broma cuando leyó que Elon Musk iba a vender un lanzallamas por 550 dólares abierto a cualquiera que esté interesado.

El legislador apunta que su principal preocupación recae sobre los problemas que estos lanzallamas podrían causar a bomberos y agentes de policía, por no hablar de que aún están muy recientes lo últimos incendios ocurridos en California.

Un portavoz de The Boring Companing ya ha salido a defender a la empresa, afirmando que el lanzallamas -puedes verlo en funcionamiento sobre estas líneas- es más seguro que algunos artilugios que ahora mismo puedes comprar en Amazon para eliminar las malas hierbas, por ejemplo. "Al igual que una montaña rusa, está diseñado para ser emocionante sin resultar un peligro. Los lanzallamas peligrosos ya están regulados y requieren un permiso de posesión en California ".

El propio Elon Musk también ha defendido su producto, asegurando que cumple la normativa y que "estaría mucho más asustado por un cuchillo de carne".

La idea de Miguel Santiago pasa por presentar una propuesta formal de veto a primeros de marzo, coincidiendo con los primeros envíos del lanzallamas (la fecha estimada es primavera), por lo que va bastante justo de tiempo como para conseguir que el producto no llegue a manos de sus ansiosos compradores.

¿Cómo ves la última propuesta de Elon Musk? ¿resulta peligrosa o no más que otros muchos artilugios igualmente a la venta pública como defiende el CEO?

From around the web

ear iconeye icontext filevr