Image credit:

Samsung consigue récord de ganancias justo antes de lanzar el Galaxy S9

El último trimestre de Samsung supera todos los traspiés de la marca.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Los problemas internos relacionados con sobornos y la renuncia de uno de sus directivos no ha impedido a Samsung alcanzar los mejores resultados financieros de su historia. La marca ha publicado sus números del último trimestre del año, y las cifras son espectaculares: han alcanzado los 14.000 millones de dólares de beneficio operativo en el trimestre y los 50.000 millones para todo el 2017. El éxito se debe básicamente a sus negocios de pantallas y chips, unas ramas que en los últimos meses se han convertido en la parte más importante para la marca. El salto desde el 2016 es espectacular, ya que para entonces alcanzaron la cifra de 8.000 millones de beneficio operativo, una cantidad que ahora parece ridícula, y que estuvo limitada por el fiasco del Note 7.

Como bien apuntan en Bloomberg, Samsung es ahora el fabricante de chips con mayores ingresos, siendo de nada menos que 69.000 millones de dólares al año, superando así los 63.000 millones de Intel. La división de pantallas por su parte, ha conseguido alcanzar el éxito en el último trimestre gracias a Apple, que pidió expresamente a Samsung paneles OLED para su iPhone X.

La rama móvil hace tiempo que no se posiciona como una de las mayores fuentes de ingresos, y en el último trimestre el patrón se ha vuelto a repetir. Los costes de marketing en temporada navideña han afectado a las ganancias, y el beneficio operativo ha caído respecto al año pasado, pasando de los 2.300 millones a los 2.250 millones de dólares. Las ventas de terminales más básicos han descendido, pero el Note 8 ha hecho un trabajo excepcional consiguiendo aumentar las ventas respecto al trimestre anterior.

La chaebol de Corea del Sur estima que las ventas de los teléfonos Premium experimentará un crecimiento, y la marca volverá a sus mejores números con la ayuda del nuevo Galaxy S9. Dicho terminal se presentará el próximo 25 de febrero en la MWC, pero los planes de la compañía no terminan ahí. La producción de memoria NAND crecerá este año y generará nuevos ingresos en la división de chips, mientras que el OLED será "el panel de moda en la industria del Smartphone".

From around the web

ear iconeye icontext filevr