Image credit:

SpaceX confirma que han perdido el núcleo central del Falcon Heavy

De todas formas, la misión ha sido un éxito.
Share
Tweet
Share
Save

El lanzamiento de ayer ha pasado a la historia como uno de los más espectaculares, avanzados y sorprendentes, y aunque en estos momentos tengamos un vehículo volando hacia Marte, parece que no todo salió tan perfecto como podríamos imaginar. Tras el despegue y el posterior despliegue, los propulsores del Falcon Heavy comenzaron con el proceso de aterrizaje, una etapa que nos dejó una de las estampas más increíbles del día con ambos propulsores aterrizando verticalmente al mismo tiempo.

Todo salía a pedir de boca, sin embargo, la pieza más voluminosa (el propulsor central) no daba señales de vida. Pues bien, Elon Musk ha confirmado en una conferencia que todo salió como esperaban a excepción del núcleo central, ya que no consiguió aterrizar en la barcaza flotante. "Estamos investigando el problema", afirmaba tras asegurar que el núcleo central se quedó sin propulsante, por lo que no pudo evitar ralentizar su desplazamiento de cara al aterrizaje.

Debido a este problema, el cohete chocó contra el mar a una velocidad de 480 km/h a 100 metros de la barcaza. Musk asegura que tienen un vídeo que refleja el impacto, aunque avisa que termina con una lluvia de metralla que acaba incluso con las cámaras. Había bastantes sospechas sobre la pérdida del cohete central, ya que durante la retransmisión se oyó la frase "hemos perdido el núcleo central", aunque en ese momento no sabíamos si se refería a perder la comunicación o a perder el cohete como tal.


Pero incluso con este traspiés, el Falcon Heavy es todo un éxito, y ha demostrado con creces que está listo para volar y llevar grandes mercancías al espacio. Aunque un cohete haya fallado en su aterrizaje, un balance de 2 sobre 3 no está nada mal, ¿verdad?

From around the web

ear iconeye icontext filevr