Image credit:

El nuevo Xeon de Intel acelerará las conexiones de tu vehículo

Mejorará la computación en la nube al extremo de la red
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Hasta ahora, los procesadores Xeon de Intel eran los reyes de la computación en servidores. Pero en el lado del usuario las cosas han cambiado considerablemente, disponiendo de conexiones más rápidas y una inmensa cantidad de aplicaciones que requieren la atención constante del servidor. Este crecimiento de tareas ha hecho que muchos proveedores vean a sus servidores completamente saturados, algo que se traduce en lentos servicios de streaming, e incluso vehículos con conexión 5G que no reciben la información con la suficiente rapidez.

Pero todo esto va a cambiar, ya que Intel ha presentado los nuevos Xeon D-2100, un procesador diseñado para llevar el máximo rendimiento al extremo de la red, con la ventaja de no requerir la potencia y el espacio que necesita un servidor tradicional.

Este nuevo cerebro incluye 18 núcleos y capacidad para cuatro enlaces Ethernet de 10 Gbps, con la peculiaridad de necesitar "únicamente" de 60W a 110W de potencia para funcionar. Básicamente podrán colocarse en pequeñas oficinas sin llamar la atención, ya sea por el consumo energético o por el chasis necesario para su montaje. Intel no se ha pronunciado en lo que a precio respecta, pero estamos seguros que no será lo suficientemente económico como para llevarte uno a casa.

From around the web

ear iconeye icontext filevr