Image credit:

Freemium: cómo he sobrevivido cargando mis dispositivos sin tocar un enchufe

Qué recursos utilizar cuando estás de viaje.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Un viaje inesperado me trastocó todos los planes. Tocaba salir con urgencia y sin pasar por casa en un viaje que, además, se prolongó más de lo esperado. Con las prisas ocurrió la peor pesadilla: me había dejado el cargador en casa. Por lo general, utilizo el clásico cargador con varias fuentes USB mediante el cual, en un solo enchufe, logro cargar móvil, iPad y hasta el Apple Watch (empleando una batería portátil de Nomad); pero ese día me lo dejé en casa,

Ya en el hotel y conteniendo la respiración, abrí todos los compartimentos de la mochila que me acompaña a todas partes y de pronto, la pesadilla dejó de serlo: había olvidado que siempre suelo dejar un powerbank cargado (junto con un par de cables) para casos de emergencia. Y este, indudablemente, lo era. El iPhone contaba con apenas un 20% de batería y me esperaba una larga jornada al día siguiente, así que al enchufar el cable me quedaba la duda si la batería portátil contaría todavía con carga, pero los 4 LED se encendieron al pulsar el botón y móvil comenzó a cargarse sin problemas.

Munición pesada

Para estos "por si acaso" uso, además, munición pesada: un definitivo powerbank de Mophie con hasta 19.500 mAh y dos puertos, uno USB-C (con el que se pueden cargar portátiles que soporten dicho puerto) y otro un USB convencional, de forma que puedo cargar simultáneamente todos los equipos que me acompañan. Lo mejor del asunto es que esta batería portátil cuenta con tanta capacidad que me sirvió para mantener todos los equipos cargados durante todo el viaje.

Esta Powerstation XXL cuenta, eso sí, con dos inconvenientes: el primero, el económico, y es que sus casi 90 euros son motivo suficiente para pensárselo varias veces, y un segundo, de peso físico: sus 390 gramos se notan y mucho cuando se llevan en la mochila. Aunque como digo, la inversión merece la pena desde el primer momento en el que esta batería te salva de un apuro como el descrito. Este powerbank puede usarse además como hub de carga, puesto que cuenta con un sistema de gestión inteligente que hacer que primero se carguen los equipos conectados para luego alimentar la batería.

Munición ligera

La 'bestia' de Mophie es una gran solución en todos los casos, pero como he comentado, resulta un tanto pesado si tienes que llevarlo todo el día encima; para estos casos recurro a dos baterías portátiles de 10.000 mAh y otra de apenas 3.000 mAh que me ha sacado de más de un apuro. Para la primera me fié de Amazon y sus valoraciones y opté por una Poweradd Pilot 2GS de un tamaño bastante compacto y ligero; para la segunda recurrí a Mophie de nuevo en un powerbank que ya está descatalogado pero tan compacto y ligero que todavía lo uso con frecuencia: Juice Pack Powerstation Duo

¿Por qué dos baterías con un uso similar? Por conveniencia: intento mantener todos los powerbanks cargados pero al final no se sabe cómo retiene cada batería la carga y siempre es mejor mantener otro en la cartuchera. Por otro lado, en los viajes en tren suelo utilizar uno por cada trayecto.

Munición 'verde'

Y por si todo lo anterior fuera poco, todavía guardo una 'bala de plata' que aprovechar y que no necesita de un enchufe en ningún caso: un cargador solar. ¿Funciona realmente? Lo cierto es que sí, aunque con muchas puntualizaciones. En mi caso opté por un producto de Dodocool: una batería portátil de 10.000 mAh que, ojo al dato, solo puede cargarse mediante energía solar. La idea puede parecer alocada, pero no lo es absoluto, ya que gracias a él se puede prescindir -si se dan las circunstancias- de la red eléctrica para cargar al menos el móvil.

Lo conocía gracias a un amigo que solía acampar en la montaña y le funcionaba de maravilla, y ahora soy yo quien lo uso de forma ocasional. ¿Cómo? Lo tengo en el coche como respaldo y en los días soleados extiendo la placa solar sobre el salpicadero y poco a poco voy cargando la batería y así sé que en un momento dado, cuento con ese último suspiro alimentado, además, con energía verde.

From around the web

ear iconeye icontext filevr