Image credit:

Surface Book 2: pros y contras de la mejor alternativa al Macbook Pro

Te contamos nuestras impresiones tras probar el equipo de Microsoft.
Drita, @drita
02.15.18
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Ha tardado, pero el Surface Book 2 por fin está en nuestras manos. El portátil supone la segunda generación de una buena idea planteada por Microsoft, una que hace algo más de un año ya empezó a llamar la atención de todos y que sin duda ahora se perfila mucho más en esta nueva edición. En un 2017 en el que la casa de Redmond ya nos dejó disfrutar de los Surface Laptop y Surface Pro, el Book 2 se presenta como una interesante y fresca alternativa al Macbook Pro, una propuesta poderosa y con un atractivo diseño.

¿Te interesa conocerlo mejor? Pues te contamos a continuación los pros y contras del Surface Book 2. Continúa leyendo.

Pros del Surface Book 2

· El anclaje es más sólido que antes

En lugar de presentar un nuevo diseño que sorteara el anclaje del Surface Book, Microsoft ha preferido trabajar concienzudamente en mejorar este sistema en esta nueva generación.

No lo digo yo. El propio Panos Panay, creador de la línea Surface y VP de dispositivos de Microsoft, ya nos lo confesaba en una entrevista, cuando el equipo fue lanzado, apuntando que habían aprendido de los errores de la primera generación con un ejercicio de rediseño completo del mecanismo de conexión.

Y vaya si se nota. No es que en su primer intento fuera la peor idea del mundo, pero el cambio es sin duda fantástico, con un agarre mucho más fuerte que antes y que hace parecer hasta mentira que la pantalla se pueda separar.

Maker:0x4c,Date:2017-9-23,Ver:4,Lens:Kan03,Act:Lar01,E-ver

El funcionamiento es muy sencillo: presionando un botón (y esperando a que se encienda una luz indicativa verde) dejas libre los enganches de seguridad imantados para extraer el panel y usarlo como tablet, y cuando quieres colocarlo, solo tienes que engancharlo y, voilà, se integrará de nuevo a la perfección al módulo del teclado. Ambas acciones se sienten más fluidas que antes y eso es de agradecer.

La obra de diseño que hay detrás es sencillamente increíble, no solo en el anclaje, sino en el conjunto completo, con un acabado limpio, de calidad y muy atractivo donde la casa ha decidido además apostar por el material cerámico, que ofrece un tacto espectacular y al mismo tiempo elegante. Con esta base en forma de dock tenemos la misma sensación que con los ratones y teclados de Microsoft, y es que el fabricante demuestra una vez más que es uno de los mejores del mercado haciendo periféricos. No hay dudas de que el trabajo de ingeniería consumido en la bisagra es descomunal, y el resultado es un sistema fiable, robusto y eficaz. En serio, hay que probarlo (y verlo de cerca) para apreciarlo.

De todas formas no todo son buenas palabras para el dock, ya que tiene un inconveniente bastante importante. Es el peso, que como explicaremos más adelante se debe a que integra la gráfica de NVIDIA y la batería extra. La bisagra por su parte obliga a dejar un hueco entre la pantalla y el teclado (estéticamente no nos gusta nada) y que sólo permite abrirse hasta los 135 grados, apertura perfecta para imitar la postura de un portátil, ya que si lo que queremos es colocarlo en modo tienda de campaña (ideal para jugar con un gamepad), sólo tendremos que colocar la pantalla del revés (los anclajes magnéticos son simétricos y podemos colocar la pantalla a ambos lados).

· Los gráficos y la CPU han mejorado

Esto era bastante obvio tratándose de una evolución del anterior modelo, pero no está de más señalarlo. Microsoft ha decidido introducir procesadores Intel quad-core i7 de octava generación y una NVIDIA GTX 1060 en su modelo de 15 pulgadas, mientras que el de 13" disfruta de un corazón Core i5 de séptima generación con gráficos integrados, aunque siempre puedes dar el salto hasta el último chip i7 de Intel y apostar por una GTX 1050 dedicada.

Esta mejora te permitirá poder exigirle a tu portátil trabajos más exigentes, por ejemplo, relacionados con creación de contenido, edición de vídeo, etc. Incluso a la hora de jugar, el laptop es capaz de arrojar un rendimiento digno, nunca similar la que obtendrías con un portátil de juegos dedicado, claro, pero decente, al fin y al cabo. Nuestro compañero de Engadget en inglés, Devindra Hardawar, estuvo haciendo pruebas con varios títulos conocidos, y logró por ejemplo hasta 60 frames por segundo con "Gears of War 4", mientras corría lo a 1080p y con la configuración alta en el apartado de gráficos.

Hablar de rendimiento es hablar de números y comparativas, y no queremos dejar de mostrarte una por aquí, en la que enfrentamos al equipo a una buena cantidad de modelos actuales. Echa un vistazo a los benchmarks pasados y a sus resultados a continuación:

PCMark 7 PCMark 8 (Creative Accelerated) 3DMark 11 3DMark (Sky Diver) ATTO (lectura/escritura máxima)
Surface Book 2 (15", 1,9 Ghz - 4.2Ghz Core i7-8650U, 6 GB NVIDIA GTX 1060) 6.195 4.882 E14.611 / P11.246 / X4.380 15.385 2,25 GB/s / 1,26 GB/s
Surface Book (2016, 2,6 GHz Core i7-6600U, 2GB NVIDIA GeForce GTX 965M) 5.452 4.041 E8.083 / P5.980 / X2.228 11.362 1,1 GB/s / 1,26 GB/s
Surface Pro (2017, Core i5, Intel HD 620) 5.731 4.475 E2.782 / P1.666 / X431 4.260 1,6 GB/s / 817 MB/s
Surface Laptop (Core i5, Intel HD 620) 5.075 4.279 E2.974 / P1.702 / X429 3.630 658 MB/s / 238 MB/s
Alienware 15 (2.8GHz Intel Core i7-7700HQ, NVIDIA GTX 1070) 6.847 7.100 E17.041 / P16.365 20.812 2,9 GB/s / 0,9 GB/s
Alienware 13 (2.8GHz Intel Core i7-7700HQ, NVIDIA GTX 1060) 4.692 4,.583 E16.703 / P12.776 24.460 1,78 GB/s / 1,04 GB/s
Razer Blade Pro 2016 (2.6GHz Intel Core i7-6700HQ, NVIDIA GTX 1080) 6.884 6.995 E18.231 / P16.346 27.034 2,75 GB/s / 1,1 GB/s
HP Spectre x360 (2016, 2.7GHz Core i7-7500U, Intel HD 620) 5.515 4.354 E2.656 / P1.720 / X444 3.743 1,76 GB/s / 579 MB/s
Lenovo Yoga 910 (2,7 GHz Core i7-7500U, 8GB, Intel HD 620) 5.822 4.108

E2.927 / P1.651 / X438

3.869 1,59 GB/s / 313 MB/s
Razer Blade (Fall 2016) (2.7GHz Intel Core-i7-7500U, Intel HD 620) 5.462 3.889 E3.022 / P1.768 4.008 1,05 GB/s / 281 MB/s
ASUS ZenBook 3 (2,7 GHz Intel Core-i7-7500U, Intel HD 620) 5.448 3.911 E2.791 / P1.560 3.013 1,67 GB/s / 1,44 GB/s
Razer Blade Stealth (2,5 GHz Intel Core i7-6500U, Intel HD 520) 5.131 3.445 E2.788 / P1.599 / X426 3.442 1,5 GB/s / 307 MB/s

· La autonomía es mayor

Ya sabes que la medición de autonomía es algo muy relativo y depende mucho del uso que le des al portátil. Aún así, también es cierto que los fabricantes suelen ser bastante "optimistas" con la batería de sus equipos a la hora de dar números, de forma que nos ha sorprendido gratamente que este Surface Book 2 supere las expectativas y datos oficiales, siendo capaz de durar 20 maravillosas horas y 50 minutos en las pruebas "de laboratorio" engadgeteras –reproducción en bucle de un vídeo, hasta agotarse por completo.

Evidentemente el uso del día a día es otra cosa distinta (y personal), pero sigue siendo de agradecer encontrar portátiles que pueden acompañarte toda la jornada laboral. Con un uso medio de trabajo (navegación web, edición de textos, reproducción de algún vídeo, conexión WiFi y Bluetooth activas y ventanas por doquier abiertas), el Surface Book es capaz de durar algo más de 12 horas.

Para que puedas tener una idea más objetiva y comparar con los números de otros modelos, te dejamos a continuación con una tabla de medición de autonomía media.

Surface Book 2 15" 20:50
Surface Book (2016) 16:15
Surface Laptop 14:49
Surface Pro 13:40
Apple MacBook Pro 2016 (13", no Touch Bar) 11:42
Apple MacBook Pro con Retina display (13", 2015) 11:23
Apple MacBook Pro 2016 (15") 11:00
HP Spectre x360 15t 10:17
Apple MacBook Pro 2016 (13", Touch Bar) 9:55
ASUS ZenBook 3 9:45
Apple MacBook (2016) 8:45
Samsung Notebook 9 8:16
Alienware 13 7:32
Microsoft Surface Pro 4 7:15
HP Spectre 13 7:07
Alienware 15 4:31
Razer Blade Pro (2016) 3:48

Contras del Surface Book 2

Maker:0x4c,Date:2017-9-23,Ver:4,Lens:Kan03,Act:Lar01,E-ver

· Como tablet es correcta pero no entusiasma

Es cierto que , tal y como hemos explicado antes, resulta muy cómodo quitar la pantalla de este Surface y usarla como tablet improvisada, pero es el uso que menos me gusta darle. Este Surface Book 2 se siente más portátil que otra cosa, una sensación a la que posiblemente ayude su teclado, bastante cómodo y amplio y que invita al trabajo en este modo "laptop". Este "periférico" por cierto viene con los conectores del equipo a sus lados, incluyendo por primera vez en la familia Surface un puerto USB-C.

Cuando, como apunto, se separa la pantalla, te quedas con una tablet de formato algo extraño, peso más bien ligero y gran tamaño (recuerda que hablamos de 13 pulgadas). La calidad de su panel (LCD), eso sí, resulta bastante buena, con suficiente brillo como para salvarse dignamente en exteriores y colores vibrantes.

Una pena que, a pesar de ser táctil, no venga acompañado de un stylus como otros hermanos de la familia.

· Es algo más pesado de lo que desearía

Ya he mencionado que la tablet es más bien ligera, por lo que leyendo este apartado, estarás ya deduciendo que la mayor parte del peso se concentra en la base-teclado -¿sabías que en este se integra el hardware gráfico y la batería adicional, mientras que la pantalla alberga la CPU?. En conjunto hacen que el portátil marque en la báscula más gramos de lo que me gustaría (hablamos de 1,534 kg en la versión con gráficos integrados), algo que no le ayuda precisamente en su comparativa con el MacBook Pro, más delgado y ligero (1,37 kg) que esta propuesta de Microsoft.

La diferencia como ves no es abismal, tranquilo, pero lo notarás especialmente si estás acostumbrado a trabajar con el mencionado modelo de Apple y pasas a sostener el Surface Book 2 en tus manos. Avisado quedas.

· El precio sigue imponiendo

La versión que hemos podido probar se trataba del modelo de 13 pulgadas con Core 7, 16 GB de RAM, 1 TB de almacenamiento interno y gráficos NVIDIA GTX 1050 con 2 GB de RAM, una configuración que eleva el precio del equipo hasta los 3.449 euros. Esta cifra resulta elevadísima, ya que tal y como hemos comentado, la posibilidad de convertirse en tablet no nos resulta tan atractiva teniendo en cuenta las dimensiones y el formato del equipo (mucho menos en la versión de 15 pulgadas). La cifra mejora con sólo rebajar la capacidad interna hasta los 512 GB, colocándose en unos 2.849 euros que, aunque siguen siendo prohibitivos, planta cara a la opción de Apple con su Macbook Pro con la misma capacidad (y sin gráficos dedicados) por 2.855 euros.

El nuevo Surface Book es un equipazo con todas las letras, y deja claro que portabilidad y potencia pueden ir ligados en el mismo cuerpo. Nos encanta la posibilidad de poder contar con una gráfica potente con la que poder jugar a juegos, y la autonomía general es una locura que te permitirá dejar olvidado el cargador en casa en algún que otro momento. Por tanto, si puedes comprarlo, debes comprarlo. No hay mejor plataforma con la que sacar el máximo provecho a Windows 10.

La tienda oficial de Microsoft permite reservar el nuevo Surface Book 2 desde hoy mismo con un precio que comienza en los 1.749 euros para la versión de 13 pulgadas con 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento (sin gráfica dedicada), pero como comentamos, el potencial ofrecido por la GPU de NVIDIA cambia por completo la experiencia de este convertible como nunca antes habíamos visto, así que si estás buscando una opción potente y manejable, puede que el Surface Book 2 sea lo que estés buscando (aunque te toque ahorrar).

From around the web

ear iconeye icontext filevr