Image credit:

La baja demanda del iPhone X también afecta a Samsung

Ahora tiene pantallas OLED para aburrir.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

La baja demanda del iPhone X ha obligado a Apple a cambiar su estrategia reduciendo a la mitad la producción del teléfono, pasando de los 40 millones a 20 millones de unidades. Es obvio que se trata de un varapalo tremendo para la compañía teniendo en cuenta que se trataba del terminal estrella para este 2018, pero, ¿sabes quién está también en apuros por esta situación? Sus proveedores.

Es la doble cara de la moneda que aparece cuando las cosas van mal, y en esta ocasión uno de los grandes afectados es ni más ni menos que Samsung. La compañía coreana era la única capaz de fabricar un panel OLED con las exigencias que marcaban desde Cupertino, algo que le permitió llevarse el premio de ser el proveedor exclusivo de la pantalla del nuevo iPhone y que le traería enormes cantidades de dinero a sus arcas.


Lamentablemente las cosas no han salido como se pensaban, y ahora Samsung tiene una gran cantidad de pantallas OLED en sus almacenes que necesita vender. Samsung ya salió al paso asegurando que su negocio no se vería afectado por un único cliente, pero debe de darse prisa en vender la producción restante o los márgenes de beneficio bajarán a medida que la demanda crezca y existan más opciones en el mercado.

From around the web

ear iconeye icontext filevr