Image credit:

Sony Xperia XZ2: Un primer paso hacia el cambio

Sony parece despertar de su letargo.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

La sensación que teníamos cuando pensábamos que Sony iba a presentar un nuevo teléfono en el MWC 2018 es que probablemente se jugaba una de las últimas cartas de cara a su negocio de telefonía móvil. Y es que las anteriores generaciones de Xperia no han conseguido llamar la atención más allá de los usuarios que forman el nicho propio de la marca, es decir, aquellos que cuentan en casa con otros dispositivos de Sony. A los teléfonos de la firma les faltaba algo, y si teníamos que empezar por algún lado era especialmente en lo relacionado al diseño. ¿Y sabes qué? Los nuevos Xperia no tienen nada que ver con lo que habíamos visto hasta ahora. Así, sí.

Gallery: Sony Xperia XZ2 | 32 Photos

Gallery: Sony Xperia XZ2 | 32 Photos

El nuevo Xperia XZ2 se presenta con un nuevo diseño llamado Ambient Flow que plantea una curva muy agradable fabricada con Gorilla Glass 5. No estamos ante un diseño sin bordes como el de otros fabricantes, pero se nota que se han esforzado por aprovechar el máximo espacio posible con la renovada pantalla de formato 18:9. El nuevo ratio hace que la pantalla sea un 13% más grande que la del XZ1 ocupando prácticamente las mismas dimensiones totales del terminal, aunque presenta ciertos bordes laterales y un borde inferior que se nos hace interminable con el logo de Sony mostrado bajo el cristal.

No cabe duda que es un primer paso en un cambio que pedíamos a gritos, y que además llega acompañado de un proceso de fabricación muy cuidado donde el marco de aluminio fusiona perfectamente ambos cristales (Gorilla Glass 5) y donde los bordes redondeados de sus cantos ofrecen un tacto excelente que da sensación de continuidad. Es un diseño que nos gusta, y aunque no nos parece especialmente original (su espalda nos recuerda al HTC U11), es un borrón y cuenta nueva que agradecemos en un Xperia.



El cuerpo mantiene una certificación IP68 con la que evitar problemas con el agua, y además dispone de un esqueleto antitorsión que evitará sustos cuando lo saquemos del bolsillo o nos sentemos sobre él de manera inesperada. La pantalla ha crecido hasta las 5,7 pulgadas, así que se ha añadido un modo de ajuste de pantalla que reduce la imagen para poder usar el teléfono de manera más cómoda con una mano.

De todas formas, hay un detalle que no termina de convencernos, y es el lector de huellas. Dejando a un lado el cambio tan brusco que supone el material de dicho lector frente al Gorilla Glass, su colocación es cuanto menos extraña. El sensor está colocado en una zona realmente baja tras quedar arrastrado por el descenso de la ubicación de la cámara trasera. Esto hace que cuando agarramos el terminal con una mano, el dedo sobrepasa la zona del lector de huellas, impidiendo la lectura si sostenemos el teléfono de manera normal. La solución, sin embargo, la pone el propio lector, ya que es capaz de leer la huella dactilar de la zona de la segunda falange del dedo.



Es un método un tanto extraño, primero por la zona de la lectura, y segundo porque dicha zona del dedo no dispone de la misma sensibilidad que la yema, por lo que nos costará saber si verdaderamente estamos pasando el dedo por el lector o no. Al final, todo será cuestión de práctica, y con sólo coger el terminal sabremos cómo colocar el dedo, pero de primeras se nos antoja muy poco natural.

Bajo la pantalla se esconde un procesador Snapdragon 845 con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento (ampliables con tarjetas de 400 GB), un conjunto fantástico que prometerá el máximo rendimiento de esta generación, aunque el verdadero protagonista del hardware se encuentra al otro lado. Hablamos obviamente de la cámara, que con el nuevo sensor BIONZ rediseñado con memoria apilada y el nuevo ISP desarrollado junto a Qualcomm para el Snapdragon 845, son capaces de reducir el ruido, mejorar el color y conseguir un mayor detalle en las tomas.



Tal es su nuevo potencial, que ahora las capturas en Super Slow Motion (960 fps) se graban en formato Full HD, mientras que los vídeos en 4K son ahora capaces de grabar en HDR para encontrar la máxima información sin importar los cambios bruscos de iluminación que aparezcan en la escena. Hemos podido ver una demo del modo 4K HDR y los resultados, aunque son excelentes definiendo los límites y haciendo desaparecer la luz que se exceda en la imagen (la demo mostraba un contraluz muy acentuado), saturaban bastante los colores en el caso del cielo o las sombras. Este formato de vídeo en 4K HDR convierten al Xperia XZ2 en el primer teléfono en ofrecer este tipo de formato.

La presencia del vídeo en formato 4K es un claro ejemplo de que Sony no iba a renunciar a sus principios, así que como no podía ser de otra forma el Creador 3D no podía faltar en este nuevo Xperia XZ2. El modo de modelado 3D vuelve a estar presente en el nuevo terminal, incluyendo ahora una nueva modalidad destinada a los selfies, ya que a partir de ahora será más fácil crear nuestro propio modelado sólo con la ayuda de la cámara frontal. El proceso es increíblemente sencillo, y sólo tendremos que escanearnos nosotros mismos hasta que el proceso haya finalizado.



Estos escaneos en 3D son la apuesta personal de Sony por la moda de los Animoji. Samsung acaba de presentar sus peculiares muñecos animados, y en el caso de Sony el resultado son imágenes que intentan asemejarse a la realidad. El resultado son estatuas virtuales que no son capaces de mostrar emociones o diferentes gestos, y que para colmo estaremos limitados a compartir a través de Facebook como mucho (tras firmar una colaboración).

Los resultados, lejos de servir para amenizar una conversación de WhatsApp, son realmente buenos, y existe la posibilidad de mejorar la calidad del boceto impreso si aceptamos la opción de enviar el modelado a los servidores de Sony para que mejores la imagen final alcanzando una textura de polígonos mucho más rica en contenidos. La prueba realizada permitió crear mi avatar personalizado en unos minutos. Primero tuve que mirar a la cámara frontal, y posteriormente sólo necesité seguir las indicaciones en la pantalla del móvil para continuar con el escaneo. El boceto final mostraba un nivel de detalle bastante llamativo en la barba y el pelo, pero está claro que el resultado no serviría para amenizar una conversación de la misma manera que lo hace los Animojis de Apple o los AR Emoji de Samsung.

La pasión de Sony por la imagen sigue demostrándose en más funciones adicionales, como es el caso de X-Reality, que convierte cualquier vídeo SD en otro con efectos HDR. Los resultados son bastante vistosos, sin embargo, no se corresponde con la cultura de la fidelidad del color a la que tanto nos tiene acostumbrado Sony, ya que exagera las tonalidades y muestra unos resultados bastante artificiales.

Otra novedad es la posibilidad de activar una respuesta háptica por vibración según lo que estemos escuchando, ya que un algoritmo se encargará de escuchar la música que escuchamos al día para analizarla y crear un patrón de vibración que irá en consonancia con lo que estemos escuchando en ese momento. El resultado es un poco extraño, ya que estamos ante una especie Dual Shock que en muchos casos no casará demasiado con lo que estemos viendo en pantalla. Obviamente será una función que podamos desactivar, aunque en Sony aseguran que el consumo energético de la vibración no se comerá más de un 2% de la autonomía total de la batería.

Maker:0x4c,Date:2017-9-23,Ver:4,Lens:Kan03,Act:Lar01,E-Y

Esta función de vibración sonora llega además acompañando al nuevo sistema de sonido que ofrece un rendimiento un 20% superior respecto al volumen que ofrecía el XZ1. Además, el sistema de altavoces estéreo es capaz de emular un sonido envolvente gracias a la tecnología S-Force Front Surround, además de ser compatible con audio Hi-Res y DSEE HX.

La última propuesta está relacionada con la inteligencia artificial. En Sony no han querido perder la oportunidad de ofrecer su propio asistente, pero en esta ocasión estamos ante una solución un tanto más sencilla que otras del mercado. El Xperia Assist 2018 será básicamente un bot que responderá a nuestras preguntar a través de un chat. Es un método que nos parece muy sencillo de usar para la mayoría de usuarios, sin embargo, pierde esa sensación de estar siendo atendido por una inteligencia artificial con vida propia, ya que no habrá reconocimiento de voz ni respuestas con sonido.

Maker:0x4c,Date:2017-9-23,Ver:4,Lens:Kan03,Act:Lar01,E-Y

Pero si hay algo que nos extraña especialmente es el panel que han elegido para dar vida a la pantalla de 5,7 pulgadas. La resolución de dicho panel se queda en el Full HD (Full HD+, para ser exactos), una resolución que, aunque es suficiente, se nos antoja escasa para un terminal de sus características y para alguien como Sony, que ha sido el principal abanderado del 4K. La razón posiblemente la encontremos en el control del consumo energético, ya que la batería de 3.180 mAh podría sufrir con un panel de mayor resolución.

Como ves, el sello de Sony sigue estando presente en un trío de cualidades que engloba el sonido, la imagen y la experiencia táctil. Estéticamente llegan con una nueva propuesta que parece olvidar los diseños de generaciones anteriores para ofrecer un estilo más acorde a los tiempos que corren, sin embargo, todavía nos quedará la duda de si verdaderamente el producto cumplirá con las expectativas. ¿Serán capaces de exprimir al máximo su propio sensor de imagen y no ser superados por otros fabricantes que usan también su sensor? ¿y por qué seguir apostando con una única cámara trasera?

Esas y otras muchas respuestas tendrás respuesta cuando podamos probar el terminal con mayor profundidad, pero al menos las primeras impresiones nos dejan un buen sabor de boca. La apuesta es clara, un terminal de máximas prestaciones que se ha atrevido a cambiar de aires a la espera de una buena acogida por parte de los usuarios y que presenta un precio de 799 euros que podría no asustar tanto cuando llegue a las tiendas el próximo 6 de abril. Nos hubiera gustado ver una etiqueta que se quedara como mucho en los 749 euros, pero al menos es una excelente noticia ver cómo la marca ha sido capaz de exprimir el precio hasta colocarse 50 euros por debajo de las propuestas de otros fabricantes como el Galaxy S9.

Haz clic aquí para seguir las últimas noticias del MWC 2018.

From around the web

ear iconeye icontext filevr