Image credit:

Asus Zenfone 5 de cerca

Inteligencia artificial llevada al límite.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Tenemos que reconocer que la presentación en sociedad del Zenfone 5 no nos ha pillado por sorpresa, y ASUS no ha querido dejar escapar esta edición del MWC para dar protagonismo a su nueva estrella. Estamos ante un gran terminal con pantalla de 6,2 pulgadas (19:9, y no, no es un error), cámara dual y un aire que inevitablemente nos recuerda al iPhone X (sí, con el controvertido nocth incluido y todo).

En lo que toca al interior del equipo, nos encontramos con un procesador Snapdragon 636 y a elegir por parte del usuario entre 3 GB de RAM/32 GB almacenamiento o 4 GB de RAM/64 GB de almacenamiento; un chip que mueve sin problemas lo que le eches. En lo que toca a la cámara, la óptica de 12 megapíxels (apertura f/1.8) parecía más que suficiente en lo que respecta a detalles y colores.

ASUS todavía no ha confirmado cuál será el precio del Zenfone 5 en el mercado, pero sospechamos que se situará un poco por encima de la gama media, y el fabricante tiene una buena excusa para elevar un poco el listón, ya que se ha mostrado orgulloso ante las capacidades en Inteligencia Artificial del terminal. ¿Es posible que los asiáticos hayan recurrido en exceso al marketing en lo que toca a la IA? Lo veremos con el tiempo.

Donde parece que las cosas son más claras se encuentran en la pantalla: el equipo cuenta con un sistema que adapta la temperatura del color en función de la situación ambiental; una especie de Truetone que emplean ciertos iPhone y iPad pero elaborado en la casa. El Zenfone 5 cuenta también con otra función que disfruta el iPhone X, y es que evita bloquearse cuando detecta que estamos mirando su pantalla (esta función la equipaban ya los Galaxy S desde hace varias versiones).

El dispositivo cuenta con una interesante función bautizada como Power Boost que exprime el dispositivo al máximo en situaciones puntuales que lo exigen, como en determinados juegos o procesos. ASUS ha explicado que esta función no es gestionada por Machine Learning, aunque tampoco ha explicado con claridad cómo funciona. En donde sí ha aplicado el aprendizaje automático ha sido en el terreno de las fotos: este equipo nos propondrá fotos que tomamos hace una semana o más con una cierta edición que cree que nos gustará.

La cámara cuenta también con un modo 'escena inteligente' mediante la cual el sistema identifica lo que aparece en el marco y ajusta el modo que entiende encaja mejor. ¿Es todo esto una aplicación extraordinaria de la inteligencia artificial como destaca ASUS? No lo sabemos a ciencia cierta, pero agradecemos que el fabricante haya querido ir un poco más allá de lo estándar... aunque parte fuera también atribuible al marketing.

Haz clic aquí para seguir las últimas noticias del MWC 2018.

From around the web

ear iconeye icontext filevr