Image credit:

China está creando su propia red de satélites de comunicación (y es enorme)

156 satélites darán conexión a 500 MB por segundo.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

En China las cosas se juegan a lo grande y cuando se trata de crear una red de satélites, esta filosofía no tiene por qué ser diferente. El gigante va a lanzar un satélite de prueba y será el primero de una tupida red compuesta por 156 satélites y cuyo despliegue concluirá en el año 2022. Este mega proyecto está liderado por China Aerospace and Industry Corp (CASIC) -el mayor fabricante de misiles del país- y tiene por objeto, como te apuntamos, cubrir la Tierra con una red de comunicación a gran velocidad (incluyendo los polos).

Según hemos podido saber, este lanzamiento situará un satélite de prueba en una órbita baja (cercana a la superficie) para comprobar cómo va la transmisión de datos en la que ha sido bautizada como la 'Constelación Hongyun', una red de comunicaciones a mil kilómetros de la Tierra que estaría operativa en aproximadamente tres años.

Tras este lanzamiento de prueba y si el resultado es positivo, se pondrían en órbita cuatro satélites adiciones el año 2020, que a su vez servirían para seguir poniendo a prueba el sistema. Si todo va como está previsto, la red de comunicaciones daría señal a zonas remotas como el Ártico y el Antártico, que cuentan con problemas de conexión tanto en telecomunicaciones como en ancho de banda.

"Hongyun permitirá a los usuarios contar con internet de banda ancha sin importar que se encuentren en el desierto o dentro de un avión", ha explicado Zhang Zhongyang , el presidente de la corporación. Esta red servirá para dar señal, por descontado, en zonas desfavorecidas. Sus promotores sostienen que la constelación tendrá unos costes de fabricación y mantenimiento inferiores a los estándares del mercado.

Y como podrás suponer, las cifras del proyecto son abrumadoras: solo el complejo que contruirá los satélites tiene un coste de 300 millones de yuanes (unos 47,3 millones de dólares), y cubrirá la friolera de 68,8 kilómetros cuadrados en la localidad de Wuhan. Las faraónicas obras comenzaron en abril del año pasado.

From around the web

ear iconeye icontext filevr