Image credit:

Tesla paró la producción del Model 3 en febrero para corregir problemas

La compañía espera no tener más retrasos en la entrega del vehículo.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

El número de unidades del Model 3 crecía poco a poco a medida que pasaban los meses desde su lanzamiento, sin embargo, parece que este pequeño crecimiento estaba siendo frenado por un serio problema en la cadena de producción. Como era de esperar, este cuello de botella era lo último que Tesla necesitaba para poder seguir completando los pedidos de su vehículo, así que la marca decidió parar en seco la cadena de producción para arreglar el problema y poder seguir a toda máquina.

Tal y como apuntan en Bloomberg, la cadena de montaje de su planta en Fremont suspendió las tareas el pasado 20 de febrero para "mejorar la automatización y solucionar los cuellos de botella". Y es que los retrasos eran ya bastante visibles, ya que, si en un primer lugar Elon Musk prometió 5.000 Model 3 para el mes de marzo, la compañía sitúa ahora esa cifra en el próximo mes de junio.

Ahora quedará por ver si esos ajustes en la cadena de montaje (las operaciones volvieron a arrancar el 24 de febrero) servirán para acelerar las cosas y la cifra de las 5.000 unidades llega antes de lo esperado. No hay duda de que muchos de los compradores estarán deseando poner las manos en su ansiado coche, y un nuevo retraso no haría más que empeorar la situación. Por otro lado, los primeros análisis del vehículo parece que están dejando ver algunos detalles que no conocíamos, como la supuesta mala calidad de algunos del os componentes utilizados en el salpicadero y en la pantalla, algo que parece no estar gustando a los usuarios.

From around the web

ear iconeye icontext filevr