Image credit:

Freemium: Una semana con Neato Botvac D7, el robot aspirador más futurista del momento

Gestionado desde el móvil, con sensor láser y líneas virtuales…
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Bienvenido a Freemium, una sección en la que Jose Mendiola expresa su opinión personal sobre el mundo de la tecnología. Engadget no se responsabiliza ni supervisa los puntos de vista vertidos en estos artículos.

¿Cómo? ¿Un robot aspirador tope de gama que no es de Roomba? Reconozco mis suspicacias iniciales y mi resistencia a creer que estaba ante un buen producto. Siendo cliente de los aspiradores de iRobot desde los primeros modelos (y feliz propietario de un Serie 800 en la actualidad), me parecía casi anecdótico el intento por desbancar a mi marca de confianza en la limpieza del suelo del hogar. Y así, llegó a mi casa el Botvac D7 de Neato, el último grito en aspiradores robotizados del mercado, al menos en lo tocante a tecnología.

Mi casa no es fácil para un robot aspirador: somos seis en total entrando y saliendo y un perro muy peludo que visita a diario la playa; vamos, que el pobre Roomba trabajaba a destajo y hasta gastar su batería a diario. El Botvac llegó con este reto y tras cargarse convenientemente en la base, el fabricante me instó a configurarlo a través de la app "para que descargue la última versión del firmware que trae muchas mejoras". Un momento ¿firmware? Sí, este es un aspirador conectado y se puede gestionar desde el móvil.

Breve y un poco ruidoso, pero tremendamente efectivo

Con el robot ya cargado en la base, despejé el área de limpieza (una zona muy amplia que incluye salón, pasillo y cocina, todo plagado de obstáculos), retiré el comedero del perro y coloqué los cables en las esquinas. Hice lo mismo que haría con el Roomba y presioné el botón de encendido. El Botvac cuenta con dos modos de limpieza: uno Eco, silencioso y más rápido, que limpia utilizando una potencia menor del equipo, mientras que el Turbo -predeterminado- exprime al máximo el potencial del aspirador, limpiando con una profundidad superior y siendo notablemente más sonoro.

La primera limpieza dibuja el mapa de la zona limpiada y lo sorprendente del asunto es que lo hace en tiempo récord; en cuanto saltó una notificación push (tanto en el iPhone como en el Apple Watch), pensé que el robot no había limpiado bien por lo breve del proceso. Error. La estancia estaba libre de arena y polvo en su totalidad, y recorrí hasta la última esquina con el dedo: esta es la primera victoria del Botvac D7, hace su trabajo a conciencia en un tiempo sorprendentemente rápido con lo que uno puede ampliar la limpieza siempre y cuando batería y depósito lo permitan.

La primera no es un problema salvo que vivas en una casa realmente grande y en cuanto a la segunda, el depósito es enorme y hay espacio de sobra para toda la porquería en términos generales.

¿Lo mejor? Las líneas virtuales

Este maldito robot me estaba robando por completo el corazoncito y mi fiel Roomba llevaba ya varios días en su base sin 'trabajar'; pero el Botvac D7 todavía no me había mostrado lo mejor. Neato ha dotado a toda la gama de robots conectados de las llamadas Líneas Virtuales, y si eres usuario de un robot aspirador, te sonarán los 'faros' o barreras virtuales que no deseas que sean rebasadas por el aspirador en el proceso de limpieza. Pues bien, en este equipo no hace falta que coloques 'faros': estableces las líneas con el dedo en la pantalla del móvil.

Sí, esto sí que realmente algo que aporta un gran valor añadido: una vez establecidas las barreras, ya no necesité retirar el comedero del perro ni cubrir las zonas problemáticas (cables, etc.): el aspirador se pone en marcha en el área perfectamente delimitada por el usuario y la respeta escrupulosamente. Estas líneas lograron que comenzara a utilizar la programación y gestionar el aspirador a distancia.

Casi 900 euros por un aspirador... ¿merece la pena?

Los que sean usuarios de robots aspiradores desde hace tiempo ya no se plantean la conveniencia o no de tenerlos: ya no se puede vivir sin ellos. La cuestión realmente es... ¿Compensa pagar 899 euros por un aspirador tan avanzado? La respuesta no es sencilla: el que lo haya probado difícilmente podría volver a un modelo inferior, pero más allá de la experiencia, ese precio premium nos sitúa ante un robot aspirador que puede ser íntegramente gestionado desde el móvil y que ofrece prestaciones adicionales como el FloorPlanner, un mapa virtual de la estancia.

Si ahora mismo tuviera que comprar un robot aspirador y dado el uso que al final se le acaba dando, sí apostaría por un modelo de altas prestaciones puesto que compensan a largo plazo las ventajas que ofrece. Puede que un robot aspirador no tenga tanta potencia como un aspirador convencional, pero su comodidad hace que se utilice más veces y eso se nota, al final, en la limpieza.

From around the web

ear iconeye icontext filevr