Image credit:

Por qué el lunes es el peor día para visitar el medico

Claves para lograr una óptima atención médica.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Ponte en situación: la sala de espera atiborrada de gente y todos los asientos ocupados; la impaciencia se palpa y se acompaña de toses y estornudos, un caldo de cultivo perfecto para los más aprensivos. Nuestra hora hace ya demasiados minutos que está vencida y aquello no tiene visos de mejorar... ¿Te resulta familiar? Sí, las visitas al médico de cabecera en el ambulatorio pueden ser un auténtico infierno, una doble penalización para alguien que ya, de por sí, no se encuentra bien.

Pero, como todo en la vida, se puede optimizar la visita al médico y tampoco resulta excesivamente complicado. El profesor residente de la Western University canadiense, Adam Kassam, ha explicado de forma pormenorizada cómo funciona un ambulatorio y qué días y horas deben escogerse para recibir la mejor atención médica, y sí, hay sorpresas.

Pasa de los lunes

El lunes nos cuesta mucho a todos, pero visitar al médico este día puede resultar una idea fatal. ¿Por qué? Porque mucha gente enferma el fin de semana y esquiva ir al médico estos días, con lo que el lunes recoge el grueso de las demandas del fin de semana. Los mejores días, según este doctor, son el martes y el miércoles.

Mejor la primera cita de la mañana o tras la comida

Los centros médicos suelen acumular los retrasos provocados por diferentes causas (una atención puntual que excede de lo previsto en un paciente, una urgencia, retrasos varios...). Ir a media mañana o a última hora de la tarde implica, con toda seguridad, ser víctima de todos esos retrasos. ¿Cuándo es mejor coger reserva hora? A primera hora de la mañana o primera de la tarde, cuando los retrasos no existen o los médicos ya han logrado compensarlos.

Si puedes con ello, no tomes café

Este médico explica que, en muchas ocasiones, se nos tomará la presión arterial y el café puede distorsionar el resultado haciendo que el doctor dude o ahonde en las pruebas cuando realmente no hay una causa real.

Mejor en verano

Cuando el mal que nos afecta no parece grave y podemos 'revisarlo' con calma, el mejor momento del año es el verano: no suele haber colas y por otro lado, es la única época del año libre de la gripe, el principal saturados de los centros sanitarios.

From around the web

ear iconeye icontext filevr