Image credit:

Este vídeo te enseña a cambiar los 16 GB de tu viejo iPhone por un chip de 128 GB

Sólo apto para manitas, genios de la electrónica y pacientes.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Scott Allen es un viejo conocido por estos lares, ya que seguro que recordarás su hazaña de fabricar su propio iPhone por partes o la de añadir el puerto de auriculares a un iPhone 7. Pues bien, el bueno de Scott no tiene suficiente, así que lo último que se le ha pasado por la cabeza es aumentar la memoria interna de su iPhone 6.

¿Ha ideado algún tipo de accesorio externo con tarjetas microSD? ¿Ha conseguido integrar una de esas diminutas tarjetas en el interior del teléfono? Nada de eso. A Scott le van los deportes de riesgo, así que ha decidido ni más ni menos que desoldar el chip de memoria original del teléfono y sustituirlo por uno nuevo que ha comprado en el mercado de componentes electrónicos. Es una práctica conocida que suelen ofrecer algunos negocios (especialmente en China), pero si tenías curiosidad de cómo se hace exactamente, aquí tienes la solución perfectamente explicada paso a paso.


Obviamente estamos ante un tutorial de manualidades nivel ingeniero experto, pero resulta muy curioso ver cómo en el mercado se pueden encontrar las herramientas adecuadas para realizar este proceso de cirugía extrema. Dotado de una pistola de calor y una base especialmente diseñada para sostener la placa lógica del teléfono, nuestro protagonista entrenó para retirar la memoria sin provocar daños. Luego, dedicó su tiempo en perfeccionar el duro arte del reballing, que no es más que preparar con estaño los diferentes puntos de soldadura del chip.

La principal dificultad radica en el que la soldadura del chip es de tipo BGA, es decir, que quedan por debajo del propio chip, por lo que las conexiones se hacen a ciegas y sólo se pueden comprobar en caso de contar con una máquina de rayos X (así es como las grandes compañías consiguen verificar las soldaduras). Tras muchos intentos y varias placas de pruebas, Scott finalmente se lanzó a retirar el chip original de la placa de su iPhone para poder extraer una copia de los datos y reprogramar la nueva memoria con los mismos datos que Apple grabó en su día. Para ello utiliza un lector bastante sencillo de usar que de nuevo pudo comprar en el mercado, y que se limita a realizar una copia idéntica del chip y volcarla en el nuevo.

Con el chip ya programado y el reballing preparado, Scoot procedió a soldar la nueva pieza en la placa de su teléfono, y el resultado, ya te lo puedes ir imaginando. Y es que lo que no consiga este hombre...

From around the web

ear iconeye icontext filevr