Image credit:

Freemium: De ebooks a audiolibros, una experiencia plena de lectura

Cómo la tecnología me está ayudando a reconciliarme con los libros.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Bienvenido a Freemium, una sección en la que Jose Mendiola expresa su opinión personal sobre el mundo de la tecnología. Engadget no se responsabiliza ni supervisa los puntos de vista vertidos en estos artículos.

De pequeño era para mí una fiebre: libro tras libro y vuelta a leer los que más me gustaban. Recuerdo que deseaba con ansia que llegara la noche y cuando todo el mundo se acostaba, yo me encerraba en mi cuarto embelesado con cualquier relato. Sin embargo y con el tiempo, fui perdiendo la afición: la llegada de internet y las nuevas tecnologías fueron apagando poco a poco mi sana afición.

No obstante, ha sido de nuevo la tecnología la que me está reconciliando y con fuerza, el hábito de la lectura; de hecho, no ha sido la existencia de nuevos formatos, sino la genial combinación de los mismos la que me ha hecho volver a morder, y con fuerza, el anzuelo. ¿Cómo combino y utilizo la tecnología para disfrutar de la lectura?

Kindle, mi salvador

Para mí, no hay medias tintas: la lectura en tinta electrónica ofrece una experiencia de uso incomparable, y he probado prácticamente de todo; es más, es la lectura en e-ink en dispositivos que cuentan con pantalla retro iluminada la que ha supuesto, en mi caso, un punto de inflexión. A nivel de plataformas, no me lo pensé demasiado: Amazon es para mí, el centro de todo y fue el Kindle Paperwhite con su pantalla iluminada el dispositivo que supuso un cambio en mi forma de leer.

Por fin podía leer en la cama con la luz apagada y sin molestar a mi pareja, y lo que es mejor, conciliar de una forma sana el sueño (los que dormimos mal sabemos que no hay mejor somnífero que comprobar cómo la atención en un libro decae poco a poco por el puro sueño). En cuanto al modelo, siempre he apostado por las versiones 3G de estos dispositivos (en la actualidad, tengo el Voyage) por una cuestión de conveniencia: desde cualquier punto del mundo puedes sincronizar y comprar libros.

iPhone y Audible

Para leer en condiciones un libro hacen falta dos cosas: muchas ganas y tiempo para hacerlo. Las primeras casi siempre están ahí, pero las segundas, por desgracia, no siempre las elegimos. En este sentido, la app Kindle en el iPhone X me ha servido para seguir disfrutando de la lectura en los momentos de espera (consulta del médico, etc.). No es mi formato de lectura preferido (por las interrupciones y el tipo de pantalla), pero sirve para sacarte de un apuro en momentos de ocio inesperado.

Pero lo que sí fue algo transgresor para mí fue descubrir los audio libros; fue precisamente a raíz de instalar CarPlay en mi coche (y mi afición a los podcast). ¿Por qué no 'leer' un libro mientras conduces? Investigué un poco sobre el impacto psicológico de un audio libro frente a la lectura y me tranquilizó sabes que, básicamente, el cerebro responde igual y se nutre de la misma manera.

Desde entonces, leo dos libros en paralelo: uno en Audible y otro en Kindle en sus múltiples formatos; lo que lamento es no poder integrar (al menos que yo sepa, todavía no es posible en España), Audible con el Kindle y así poder seguir en audio libro una novela que lees en texto.

From around the web

ear iconeye icontext filevr