Image credit:

Tesla insiste (con dureza): la culpa del accidente del Model X fue del conductor

La familia del fallecido no está de acuerdo con la versión de la firma de Elon Musk.
Drita, @drita
04.12.18
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

Tesla ya dio un primer avance sobre que creía que había pasado en el famoso accidente del Model X del pasado 23 de marzo. Según la compañía dirigida por Elon Musk, los registros del vehículo indicaban que el modo Autopilot estaba encendido pero que el conductor no tenía las manos en el volante al menos los 6 segundos previos al choque. Con esto se restaba algo de culpa de lo sucedido, dejando caer indirectamente que la víctima, un ingeniero de Apple llamado Walter Huang, no estaba cumpliendo con las "normas" que Tesla aconseja cuando se usa su modo semiautónomo.

Ahora el fabricante de coches ha emitido un nuevo comunicado, enviando a ABC 7 News, en el que es mucho más claro si cabe, indicando que la única posibilidad que explica este accidente es que el conductor no estuviera prestando atención.

Sentimos mucho la pérdida por la familia. [...] Según la familia, el señor Huang era muy consciente de que el modo Autopilot no era perfecto y, específicamente, les dijo que no era confiable en esa localización exacta, sin embargo, aún así tenía el Autopilot [activado] en esa localización. El accidente ocurrió en un día despejado con varios cientos de pies de visibilidad por delante, lo que significa que la única forma de que ocurriera este accidente es que el Sr. Huang no estuviera prestando atención a la carretera, a pesar de que el vehículo proporciona múltiples advertencias para hacerlo.

El comunicado de Tesla es más largo. En el resto del cuerpo del mensaje se dedica a hacer hincapié otra vez en el hecho de que su modo Autopilot requiere que los conductores tengan sus manos en el volante. En la propia web de Tesla se indica que "cada conductor es responsable de permanecer alerta y activo ... y debe estar preparado para pasar a la acción en cualquier momento".

El abogado de la familia cree que la compañía se está centrando en echarle la culpa a Huang para distraer las preocupaciones que ahora están surgiendo sobre el piloto semiautomático de su vehículo. Mike Fong, uno de sus abogados, dijo a ABC 7 que los sensores en el automóvil de Huang leyeron mal las líneas de la carretera -justo esto lo hablábamos ayer en el podcast- y que su sistema de frenado no detectó un objeto fijo en su camino. Esas son presumiblemente las razones por las cuales, en varias ocasiones al parecer, su automóvil giró hacia la barrera donde finalmente se estrelló.

Model x accidente

Aunque todo apunta a que la familia se está preparando para demandar a Tesla, Fong segura que no espera presentar una demanda hasta después de que la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB) haya terminado con su investigación, aún en curso.

No es la primera vez que el fabricante de automóviles defiende su tecnología después de un accidente fatal. Tesla se centró en el sistema de frenado en lugar de en su tecnología de conducción semiautomática en el incidente de 2016 en el que un Model S colisionó con un camión. La NTSB, sin embargo, culpó tanto a los conductores como al Autopilot, indicando que su capacidad para monitorear las acciones de los conductores era extremadamente limitada.

La agencia les pidió a los fabricantes de automóviles que hagan más para asegurar que los conductores estén prestando atención, y de acuerdo con Bloomberg, Tesla le confirmó a la NTSB que ya había incorporado prestaciones para lograrlo.

From around the web

ear iconeye icontext filevr