Image credit:

Unos detectives intentan desbloquear el teléfono de un fallecido en el depósito de cadáveres

Y no, no es un capítulo de Dexter.
0 Shares
Share
Tweet
Share
Save

El bloqueo de teléfonos con huella digital sigue dejando noticias como la que te traemos hoy directamente desde Florida. Todo comenzó cuando los detectives Matthew Steiner y Prentice Ables intentaron detener a Linus F. Phillip, un joven de 30 años que se encontraba en el interior de su coche supuestamente fumando marihuana. Al tener los cristales tintados, los oficiales no podían comprobar si efectivamente estaba fumando en el interior (sólo olían), así que le ordenaron salir del vehículo para proceder a detenerle si procedía.

Phillip se negó a salir y decidió huir marcha atrás, llevándose por delante a uno de los detectives y provocando que Steiner disparara contra el sospechoso para detener la huida, algo que acabó de la peor manera: llevándose la vida del sospechoso. Dejando a un lado el juicio sobre la actuación policial (el teniente de la jefatura de policía afirmó que eso ayudó a detener la acción y evitó poner en peligro la vida de otras personas), el detalle que nos lleva hoy a esta noticia es un tema del que ya hemos hablado anteriormente: la privacidad de las personas fallecidas.

El tema está en que la policía encontró grandes cantidades de cocaína y marihuana en el interior del vehículo, y teniendo en cuenta que Phillip ya tenía antecedentes por posesión de drogas, los oficiales creyeron que podrían llegar a algo investigando un poco más. ¿Cómo? Revisando su teléfono móvil, claro.

Mobile Phone Authentication Using Fingerprint Scan

Teniendo el teléfono en posesión sería fácil comprobar si estaba metido en alguna red de narcotráfico, sin embargo, los oficiales se encontraron con el clásico problema del bloqueo del dispositivo por huella dactilar, así que no podían revisar la información a menos que su propietario lo desbloqueara. La solución fu, como estarás imaginando, visitar al cuerpo en el depósito de cadáveres y utilizar su dedo para desbloquear el dispositivo. Los detectives lo intentaron, pero al parecer fallaron con su cometido, y ahora se exponen a una denuncia por parte de Victoria Armstrong, prometida de Phillip, que declaró al Tampa Bay Times que se sentía "poco respetada y violada".

Un representante de los policías sin embargo ha declarado que los detectives no necesitaban ningún tipo de orden de registro, ya que varios expertos han confirmado que, aunque sea "macabro", las protecciones constitucionales relacionadas con las búsquedas e investigación no se aplican a los fallecidos.

From around the web

ear iconeye icontext filevr